Las mejores tortillas de patata de la Comunidad Valenciana

Sí, hay vida más allá de la paella en Valencia. La tortilla de patata es uno de los platos spanish típicos y un manjar si se hace bien y se elabora con los mejores productos. En la Comunidad Valenciana encontramos muchos sitios conocidos por sus deliciosos y contundentes almuerzos así como buenos restaurantes que destacan por su cocina de mercado. La tortilla de patatas es una de las opciones preferidas para almorzar, comer o cenar; con o sin cebolla, rellenas de jamón y queso, con chistorra, pimientos, bacalao… aquí te dejamos una selección con algunas de las mejores tortillas de Valencia, Alicante y Castellón. ¡Bon profit!   Las número uno de Valencia

 

Bar Alhambra (Calle de Calixto III 8 – La Petxina): a diario elaboran unas 15 tortillas, cada una de ellas de 32 cm de diámetro y alrededor de 4 quilos de peso. La más demandada es “la española”, de patata y cebolla, tan jugosa que se te deshace en la boca. Además de la clásica, proponen muchos otros tipos: de morcilla, sobrasada, alcachofa, bacon, espinacas, longaniza, pimientos… siempre sobre una base de patatas. Un auténtico templo de las tortillas.

 

Central Bar by Ricard Camarena (Plaza del Mercado 6, Mercado Central – Sant Francesc): ubicado en el corazón del Mercado Central de Valencia, este espacio – dirigido por el respetado chef Ricard Camarena – se compone de dos barras con una cuidada selección de bocadillos, tapas y platos para disfrutar de un buen desayuno, almuerzo o comida. El bocadillo “español” de tortilla de patatas y cebolla despunta por encima del resto de opciones, espectacular.

 

Bodega La Peseta (Calle Cristo del Grao 16 – El Grau): esta bodega lleva desde 1906 ubicada en el barrio marinero de Grau ofreciendo la mejor cocina de mercado y una extensa carta de tapas. Un sitio al que acuden muchos feligreses de su vermut casero -imprescindible “la hora del vermut” los fines de semana – y de sus enormes tortillas que preparan de diferentes formas, todas riquísimas: de calabacín, coliflor, pimientos, berenjena, ajos tiernos… ¡y más!

 

Restaurante Puerta del Mar (Calle Transits 4 – La Xerea): si estás de paseo por el centro de Valencia, esta es una parada obligatoria para almorzar y recargar pilas #AlmuerzodePM. Nada mejor que su tortilla de patatas, que no desmerece a las rellenas como la de jamón y cuatro quesos. Tampoco faltan las tradicionales que exhiben en su barra con el resto de combinaciones. Dicen que es una de las mejores barras de almuerzos de Valencia.

 

Rausell (Calle de Àngel Guimerà 61 – La Petxina): lleva desde los años 40 ofreciendo la mejor comida para llevar de Valencia. En su barra puedes degustar los platos así como las tapas que proponen, o si lo prefieres pídelo para llevar y disfrútalo en casa. No te pierdas sus tortillas, sobre todo la de patata, increíble.   Alicante: al estilo vasco

 

Pintxo Kalea (Avenida Ansaldo 8 – Albufereta): en la zona de la Playa de San Juan se encuentra este bar y restaurante de cocina de mercado y tradicional con una carta de platos sencillos, raciones medianas y respeto absoluto por el producto. Aquí tienen fama los pintxos, elaborados al momento, las carnes como el chuletón a la leña y los pescados como el bacalao. Entre los platos más destacados se encuentra su versión de la tortilla vasca con bacalao desalado pochado, cebolla, pasas y acompañada con una salsa de pimiento choricero y tostadas de pan de cereales casero.

 

Aizkolari (Avenida Locutor Vicente Hipólito 39 – Albufereta): en la misma zona, en Playa de San Juan, se encuentra este restaurante también de cocina vasca. Todas las opciones son buenas – carnes, pescados o productos de la huerta – pero cabe destacar la tortilla de patatas al estilo vasco, con bacalao y pimientos verdes. También encontrarás otros tipos de tortilla como la de chistorra, jamón y queso, una bomba deliciosa.   En Castellón, “buena no, lo siguiente”

 

La Gatta

Auténtica pizza napolitana que causa furor en Valencia. Lucca La Gatta es el responsable de deleitar a los amantes de la cocina italiana con sus pizzas 100% napolitanas: elaboradas con una levadura madre especial que necesita más de 24 horas de reposo. Además de pizzas proponen entrantes como una capresse de bufala, embutidos ítalos y ensaladas con frutas y verduras.

La Vida Es Bella

Como dicen ellos mismos, su deber es “trabajar con productos de calidad”, así que acuden todos los días al Mercado Central de Valencia a abastecerse de la mejor materia prima. En su carta proponen muchas opciones para picar y compartir: ajoarriero, croquetas de jamón ibérico, bravas al alioli de albahaca, ensaladas, tostas, sartenes… ¡y más! Un cálido restaurante donde disfrutar de la buena cocina a buen precio, valga la redundancia.

Sucar

Aquí apuestan por la calidad y la tradición, con platos de la cocina de antes, como el arroz de faba pelà de la Marina, la titaina, sang en ceba, puchero valenciano, fesols y naps, conejo con tomate… ¡y muchos más! Todo esto en un local ambientado en los cenadores de las casas de campo.

las mejores queserías de Madrid

Como el chocolate, el queso cuenta con una gran cola de adeptos. Sin embargo, y aunque parezca mentira, España es uno de los países que menos queso consume. Pero la poca demanda no ha impedido que la cultura en torno a este manjar se haya extendido, todo lo contrario, lo ha hecho hasta el punto de convertirlo en un producto delicatessen. Para apreciarlo es necesario conocer su punto de maduración, el tipo de leche y para que no te las den con queso… ¡que la corteza sea natural! Hoy nos encontramos con tiendas especializadas en queso de elaboración artesanal que pueden llegar a ofrecer hasta trescientos tipos y de distinta procedencia, sobre todo de España y otros países de Europa (Francia está a la cabeza). Catas, clases magistrales, talleres, rutas… todo un mundo por descubrir que, a pesar del tufillo que desprende a veces, resulta más que apetecible. Te llevamos de paseo por algunas de las mejores queserías de Madrid donde te asesoraran al detalle para que des con tu queso perfecto.

 

Poncelet (Calle de Argensola 27, 913 08 02 21):: una de las tiendas de quesos más grandes y famosas de Madrid, y de España. Además de quesos españoles, también disponen de variedades extranjeras (franceses, suizos, italianos, británicos…), siempre en un punto de curación excelente. En total cuentan con más de 300 tipos de quesos artesanos de autor, muchos dificilísimos de encontrar, y procedentes de pequeñas granjas y queserías cuidadosamente seleccionadas en temporada. También venden otras delicias para disfrutarlo: panes, vinos, aceites, mermeladas…

 


La Carbonera (Calle Bernardo López García 11, 657 99 26 85): es el resultado del vínculo entre su creador, Marcelo, y la comida a lo largo de toda su trayectoria profesional en la restauración. Aquí podrás degustar la selección de quesos nacionales e internacionales (Brie de Meaux, Scamorza ahumado, Garrotxa, Manchego El cordel…) que Marcelo ha escogido para que disfrutes al máximo. Sin prisa, y con diferentes tipos de queso que presentan en un formato alternativo, acompañado de vino o champagne, al menú tradicional. Toda una experiencia que no debes perderte si te apasiona este manjar.

 


La Boulette (Calle de Ayala 28, 914 31 77 25): además de productos gourmet procedentes del pato y embutidos, ante todo destaca por sus más de 200 tipos de quesos, oriundos de España y otros países de Europa (Portugal, Italia, Suiza, Francia, Holanda y Reino Unido). Lleva ya más de 15 años en el Mercado de la Paz y sigue siendo todo un referente en la venta de quesos. Las condiciones que reúnen para que el resultado sea perfecto son: leche cruda, cortezas naturales, productores de calidad y se sirven el cliente en el punto óptimo de maduración.

 


Quesería Cultivo (Calle Conde Duque 15, 912 50 28 45): Rubén Balbuena es el dueño de Cantagrullas y el responsable de dar a luz este proyecto gracias a la elaboración de quesos llenos de sabor.y ya ha cumplido su propósito: revolucionar el concepto del queso gracias a elaboraciones artesanas de pequeños productores y en el punto óptimo de consumo. Aquí te asesoran personalmente con todo tipo de explicaciones y detalles. Además proveen a famosos restaurantes y llevan a cabo talleres y catas. Para muchos queseros este es su paraíso, la mejor quesería de Madrid.

 


Bon Fromage (Calle Bolivia 9, 913 44 00 31): está tienda del Mercado de Chamartín que llevan Pierre y Clara, ofrece quesos de Francia, Italia y España que no encontrarás en otro sitio, excepto en los sitios donde se producen. Rarezas para los más queseros y queseras como los Crottin de Chavignol y Grés de Vosgues u otros como Montes de Toledo maduro, Azul Nevat, Artziniegaara…esto y mucho más es lo que aquí encontrarás.

 


 


Cántaro Blanco (Calle Manuela Malasaña 29, 910 29 66 39): es una de las pocas, si no únicas, lecherías de Madrid. A partir de leche fresca elaboran yogures, batidos, quesos y mucho más. Los vecinos del barrio de Malasaña pueden acudir a primera hora con su botella de casa para rellenarla de leche fresca y disfrutar de todos sus nutrientes. Y no sólo hay leche de vaca, también cuenta en su expositor con leche de cabra y oveja, y otras de origen vegetal (soja, arroz, avena y alpiste) y sin lactosa. Pero no nos olvidemos de lo que hoy nos trae el Explora!, el queso… ¿Cuáles recomiendan? Los quesos de cabra y oveja de El cántaro de Letur o el queso a la cerveza La Cabezuela.

 


Los quesos de l’Amelie (Calle Torrecilla del Puerto 5, 913 88 12 65): disponen de una buenísima selección de quesos artesanales y de temporada, procedentes de granjas francesas o de otros países. Su objetivo es fomentar su cultura y consumo y lo han logrado gracias a su oferta con los quesos “afinados” más especiales de Francia, España, Italia, Inglaterra, Suiza y otros rincones de Europa. Cuentan con un espacio compuesto por una pequeña barra y alguna mesa para que el cliente pueda degustar quesos concretos o toda una tabla acompañada de una ensalada y vino.