Aticcook

Situado en el ático de la tienda de decoración Pepe Cabrera en Dènia, a este restaurante de corte vanguardista firmado por Bruno Ruiz sólo se puede acudir previa reserva y a disfrutar de un menú degustación cerrado.
Aquí tan solo hay espacio para 18 comensales que verán cómo el propio chef elabora algunos de los platos enfrente de ellos para disfrutar de una experiencia única .

Los mejores desayunos de Barcelona

No tenemos muy claro que el desayuno sea la comida más importante del día pero sí que estamos seguros de que, si es bueno, la sonrisa quedará reflejada en tu cara hasta la hora de dormir. Esta semana hemos hecho una selección de algunos sitios en Barcelona donde disfrutar de un desayuno de maravilla para todo tipo de gustos, desde esmorzars de forquilla hasta la mejor bollería. Porque puedes ser de dulce o de salado pero todo el mundo se merece amaneceres felices comiendo cosas muy pero que muy ricas.

Granja La Pallaresa (Carrer de Petritxol 11 – 933 02 20 36 – Barrio Gótico)
Fundada en 1947, elabora día a día artesanalmente productos como la crema catalana, el arroz con leche o el flan de huevo; pero por lo que es realmente conocida es por su suizo, un contundente y delicioso chocolate con muchísima nata que se puede acompañar con ricos churros, bizcocho o ensaimadas. Las mesas son pequeñas y están muy juntas pero eso forma parte del encanto de este local servido por camareros a la vieja usanza

 

Bar Seco (Passeig del Montjuic 74 – 933 29 63 74 – Montjuic)
Tras las vidrieras que dejan pasar la luz natural y con un buen hilo musical de fondo, el Seco apuesta por alimentos ecológicos de kilómetro cero a un precio imbatible. Es un espacio que se puede disfrutar durante todo el día y en cualquier formato y esto ha hecho que los desayunos saludables que sirven se hayan hecho famosos con sus patés vegetales para bocadillos, zumos energéticos… y mucho más.

Granja Viader (Carrer dén Xuclà – 933 18 34 86 – El Raval)
Es una de las granjas más antiguas de la ciudad (1876) y en su obrador elaboran cada día nata montada, quesos frescos, mató, flanes, crema catalana, churros con chocolate y mucho más. La decoración nos trasladará a hace más de 50 años gracias a sus suelos hidráulicos y su enorme expositor y es que allí podremos consumirlo o llevárnoslo donde queramos, pues además de todo lo que ellos producen también cuentan con productos típicos de la zona (mantequilla, miel, embutidos…). Todo un viaje al pasado más delicioso.

Gut (Carrer del Perill 13 – 931 86 63 60 – Gràcia)
Tras una impoluta y esmerada decoración en blancos y maderas claras Gut, con su estética nórdica, desprende tranquilidad y paz. Su cocina es principalmente mediterránea con ciertos dejes asiáticos e internacionales pero fundamentalmente basada en el mundo vegetariano aunque no exclusivamente. El pan está hecho por ellos mismos cada día igual que la bollería y los desayunos se sirven de 8:30 a 12:00, tanto en versión dulce como salada. Atentos celíacos: tienen unos bocadillos especiales para quitarse el sombrero.

La Esquina (Carrer de Bergara 2 – 937 68 72 42 – El Raval)
Se define como kitchen&coffee, un restaurante singular donde atienden desde el desayuno hasta la hora de dormir. Un lugar “con alma” que cocina como una abuela contemporánea en un espacio de iluminación de diseño con cierto aire industrial.Para ellos la calidad del café es muy importante por lo que cuentan con baristas profesionales que maridan sus bebidas con una carta que destaca por la materia prima y ciertos toques británicos (su chef es londinense). Para desayunar o para el brunch, no hay que perderse los huevos royale o el kedgree, repetirás.

Bar Pinotxo (Mercat de la Boqueria, Carrer La Rambla 89 – 933 17 17 31 . El Raval)
Es una barra de bar de mercado pero siempre está abarrotada y es que desde que Ferrán Adriá admitió que era uno de sus rincones favoritos su éxito no ha hecho más que multiplicarse, y merecidamente. Aquí practican los esmorzars de forquilla, almuerzos contundentes para empezar el día con fuerza y felicidad, pues tras probar su cap i pota o sus garbanzos con butifarra todo el resto ya dará igual. Habrá cola, no es lo más cómodo del mundo pero el trato es súper agradable y los precios comedidos a pesar de la fama.

Can Dendê (Carrer de la Ciutat de Granada 44 – 646 32 55 51 – Poblenou)
Las raíces brasileñas de Patricia Leone, precursora de este proyecto, quedan bien claras en lo que Can Dendê ofrece: una cocina sana, fresca y sobria con destellos de su Sao Paulo natal. Uno de los hits de este acogedor y moderno local es su brunch, que lo sirven todos los días siendo además muy variado: desde huevos benedict a pao de queijo pasando por unos tomates verdes fritos o por pancakes dulces o salados. No se puede reservar así que las colas a veces son largas, pero la espera merecerá la pena.

Norte (Carrer de la Diputaciò 321 – 935 28 76 76 – Eixample)
Tres amigos, licenciados en filosofía, periodismo e historia del arte, se hicieron con este coqueto bar en un esquinazo para reelaborar platillos de origen gallego y vasco fundamentalmente. Son toda una potencia en desayunos y almuerzos y es que desde las 8 de la mañana sirven unas tortillas y revueltos espectaculares y sus tostadas con mermelada casera tienen casi club de fans. Además, todo el vegetal de temporada es ecológico.

OMA Bistrot (Carrer del Consell de Cent 227 – 933 48 70 49 – Eixample)
Mucha luz, una situación privilegiada y el aire industrial de OMA Bistrot, hacen que cualquiera quiera entrar por sus puertas. Su oferta dura todo el día y cuenta con un personalizado Café El Magnífico apostando fuertemente por el producto local. Tanto los desayunos como los brunch son su fuerte con versiones saladas pero también un sinfín de dulces caseros. Además, los amantes de la cerveza estarán felices aquí pues cuentan con seis tiradores de cervezas artesanales nada comunes comercialmente, ¡un tesoro!

Epicerie (Carrer de Pau Claris 145 – 934 96 19 28 – Eixample)
El chef Romain Fornell (estrella Michelín en Caelis) está detrás de este pequeño salón, ya famoso por sus crêpes y su pastelería francesa. Para los crêpes, encontraréis opciones saladas, de jamón y queso o mozzarella y tomate, y dulces, con frutos rojos, nata y fresa, chocolate… Para llevar, tienen una opción de take away, además de vender ciertos productos in situ.

 

¿Eres más de desayunar tarde? Visita nuestra colección de Brunch en Barcelona para conocer los mejores sitios para este almuerzo o si te gusta empezar el día con algo salado, conocer los mejores bocadillos de Barcelona también te será muy útil.

Dry Martini

Su ambiente antiguo conservado desde que se inauguró, los cocteleros de la vieja escuela y el ambiente que aquí se respira hacen que la casa madre de Javier de las Muelas sea el lugar perfecto para el primer, segundo o tercer cóctel de la noche. Si quieres aventura, cuéntales tus gustos y ellos te prepararán un combinado digno de quitarse el sombrero, sino opta por el Martini de Wasabi.

Ultramarinos Barcelona

Diseñado por Lázaro Rosa Violán, este espacio en Las Ramblas es el lugar perfecto para reunirse y tomar un vermut, unas tapas o lo que se tercie. Abierto desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la madrugada, Ultramarinos es otra apuesta del Grupo Lombardo que busca conquistar tanto al turista como al público barcelonés y es que su versatilidad es uno de sus puntos fuertes.

Honoo

Definido como un “asador japonés” este local vecino a Tastem – y es que están relacionados – tiene una decoración sobria con mesas amplias separadas, sin mantel, y una oferta gastronómica compuesta por diferentes secciones donde lo importante es la brasa hecha al kamado un horno japonés que le da un regusto especial a todo lo que se cocina en él.

Fierro

Es un restaurante temporal pero también un espacio donde desarrollar actividades relacionadas con el ámbito gastronómico como catas, cursos y talleres, momentos dulces de postrería, presentaciones, etc., y que lleva el nombre del alma mater de Tándem Gastronómico: Germán Carrizo y Carito Lourenço. Tienen una única mesa con 12 plazas y las cenas se van desvelando en su calendario con los menús propuestos para cada día.

La Brochette

Con ganas de poner en alza las aves – especialmente el pollo – este espacio abrió en abril del 2016 con un leitmotiv que predica la innovación aplicada a un ingrediente universal, apto para todos los gustos y bolsillos. El restaurante trabaja únicamente con proveedores de proximidad para servir pollos de granja de la más alta calidad dentro de una decoración de blancas paredes con toques graciosos y de calidez.