Las mejores tartas de Madrid

Nos alegran la vida y en sus pisos (desde dos hasta los que uno quiera, si se tratan del tipo layer cake) encontramos un montón de sabores deliciosos. Y es que las tartas siempre nos alegran. De cualquier sabor imaginable, en cumpleaños, en bodas, en onomásticas, en una cafetería, en la tranquilidad de tu hogar… siempre hay un momento perfecto para disfrutarlas. Te chivamos algunos sitios donde disfrutar de sus bondades en casa o en una confortable mesita en alguna cafetería.

 

Carmencita Bar (Calle San Vicente Ferrer 51, 915 23 80 73): además de las hamburguesas y su brunch, si algo triunfa aquí son sus tartas caseras. La de chocolate no tiene desperdicio. Cremosa, con un sabor intenso, con frosting de crema de queso, chocolate y topping de chocolate blanco. Una buena opción para tomarla de postre o para merendar, y económica. Cada porción de tarta cuesta 3,5 euros.

 


Celicioso (Calle Hortaleza 3, 915 31 88 87): si eres celíaco, este es tu templo. Aquí podrás tomar chocolate sin remordimientos. Si quieres derretirte con este placer adulto, solo tienes que degustar sus cupcakes de chocolate con mantequilla de cacahuete, las cookies de chocolate o el brownie de chocolate blanco. Los veganos también pueden disfrutar de lo lindo aquí y es que ofrecen una tarta de triple chocolate apta para gente que no animales, huevos o lácteos que está celiciosísima.

 


Sana Locura Gluten Free Bakery (Calle General Oraá 49 – Castellana): hemos hablado de la mejor tarta de chocolate del mundo y se nos ha hecho la boca agua, pero nos hemos quedado con ganas de más opciones libres de gluten. Pues bien en esta panadería y pastelería especializada en productos para intolerantes al gluten, y en un 95% hechos sin lactosa, ofrecen tartas de todo tipo (zanahoria, red velvet, de Santiago…), repostería como las palmeras y otros hojaldres, pastas de té, panes (beauty bred, chapatas, de semillas y hogazas) y opciones saladas como empanadas, ensaladas o pizzas artesanales. Todo 100% gluten free. Vamos que si tu plan es preparar un deliciosa comida celíaca, pásate por aquí y sorprenderás.

 


Mamá Framboise (Calle Fernando VI 23, 913 91 43 64): si te gusta la pastelería francesa y no estás dispuesto a hipotecar tu casa para darte un buen capricho te encantará este precioso local. Puedes comprar tartas grandes desde 16,30 (de sabores tan ricos como chocolate y frambuesa, brownie, etc) o comerte in situ la versión mini, en tartaleta. ¡Y no olvidarse de su carrot cake! Eso sí, se llena tanto que lo que se estila es compartir mesa. Así que nada de confidencias escandalosas… Y si no te pilla cerca, tienen otros locales en Madrid.

 


Delic (Costanilla de San Andrés 14, 913 64 54 50): los golosos aquí pueden volverse locos con la cantidad de tartas, tartitas y tartaletas que tienen, con variedades tan ricas como chocolate y crema de avellana, amapola, calabacín… Eso sí, se llena mucho porque es superpopular.

 


Cármine Pastelería (Santa Engracia 37, 914 46 00 71): tiene fama de ser uno de los mejores salones de té con especialidades argentinas de Madrid. Y sus tartas le van a la zaga. Hay un montón de tipos; nos encanta la que lleva su nombre (vainilla, dulce de leche y nueces) y la argentina, con dulce de leche, melocotón, chocolate y fruta… También para llevar, claro.

 


La Mejor Tarta de Chocolate del Mundo (Calle Alcalá 89, 915 77 50 08): su nombre ya lo dice todo. Aquí ofrecen una de las mejores tartas de chocolate, si no es del mundo, de Madrid. La elaboran sin harinas ni fermentos, por ello es apta para celíacos, y con chocolate de Valrhona. Orecen dos versiones: una con un 70% o con un 53% de cacao.


Living in London (Santa Engracia 4, 913 19 79 58): imposible no incluir en la selección sus deliciosas tartas caseras, como la de chocolate o manzana, que se pueden degustar en el coquetísimo tea room o bien adquirir para saborearlas en casa. Míticas.

 

Y es que el dulce nos tienta. Por eso, si esta humilde selección no ha saciado tus instintos más dulcívoros, échale un ojo a nuestra lista de los mejores dulces y tartas de Madrid.

El_Imparcial

Lo que más me llamó la atención del lugar fue la elegancia del sitio, sus numerosos comedores y la sofisticación de comer en un edificio señorial, por lo que es perfecto para una comida elegante. Eso sí, no necesitarás rascarte demasiado el bolsillo porque otro de sus fuertes es su más que aceptable relación calidad/precio.