Aticcook

Situado en el ático de la tienda de decoración Pepe Cabrera en Dènia, a este restaurante de corte vanguardista firmado por Bruno Ruiz sólo se puede acudir previa reserva y a disfrutar de un menú degustación cerrado.
Aquí tan solo hay espacio para 18 comensales que verán cómo el propio chef elabora algunos de los platos enfrente de ellos para disfrutar de una experiencia única .

Dry Martini

Su ambiente antiguo conservado desde que se inauguró, los cocteleros de la vieja escuela y el ambiente que aquí se respira hacen que la casa madre de Javier de las Muelas sea el lugar perfecto para el primer, segundo o tercer cóctel de la noche. Si quieres aventura, cuéntales tus gustos y ellos te prepararán un combinado digno de quitarse el sombrero, sino opta por el Martini de Wasabi.

Ultramarinos Barcelona

Diseñado por Lázaro Rosa Violán, este espacio en Las Ramblas es el lugar perfecto para reunirse y tomar un vermut, unas tapas o lo que se tercie. Abierto desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la madrugada, Ultramarinos es otra apuesta del Grupo Lombardo que busca conquistar tanto al turista como al público barcelonés y es que su versatilidad es uno de sus puntos fuertes.

Honoo

Definido como un “asador japonés” este local vecino a Tastem – y es que están relacionados – tiene una decoración sobria con mesas amplias separadas, sin mantel, y una oferta gastronómica compuesta por diferentes secciones donde lo importante es la brasa hecha al kamado un horno japonés que le da un regusto especial a todo lo que se cocina en él.

Fierro

Es un restaurante temporal pero también un espacio donde desarrollar actividades relacionadas con el ámbito gastronómico como catas, cursos y talleres, momentos dulces de postrería, presentaciones, etc., y que lleva el nombre del alma mater de Tándem Gastronómico: Germán Carrizo y Carito Lourenço. Tienen una única mesa con 12 plazas y las cenas se van desvelando en su calendario con los menús propuestos para cada día.

La Brochette

Con ganas de poner en alza las aves – especialmente el pollo – este espacio abrió en abril del 2016 con un leitmotiv que predica la innovación aplicada a un ingrediente universal, apto para todos los gustos y bolsillos. El restaurante trabaja únicamente con proveedores de proximidad para servir pollos de granja de la más alta calidad dentro de una decoración de blancas paredes con toques graciosos y de calidez.