vigilia bizarra

Para muchos, Semana Santa es sinónimo de religión y recogimiento. Para otros, de tradición. Pero para todos, o al menos para la gran mayoría, son momentos de vacaciones, planes y gastronomía. Los españoles somos muy dados a asociar fiestas con comida. Los madrileños no iban a ser menos y muchos restaurantes y locales han adaptado su recetario a estas fechas. Torrijas, pestiños y huevos de Pascua endulzan los ánimos y alegran los escaparates. Y los potajes de vigilia y el bacalao hacen las delicias de los que siguen los preceptos de Cuaresma por afición o devoción.

Nosotros hemos querido darte algunas ideas originales, castizas y diferentes para disfrutar de todo lo bueno que trae esta significativa semana tanto en la mesa como en un par de lugares que contribuyen, en gran medida, al esplendor artístico de estas fechas.

Bacalao

Es uno de los protagonistas gastronómicos de esta festividad. Su potente presencia en el recetario “sacro” se debe a que, hasta hace no mucho, en casi todos los hogares la carne de res quedaba desterrada los viernes de Cuaresma. De ahí el éxito de este pescado, tanto fresco como en salazón, que era como llegaba, hace muchísimo tiempo, a los puntos de interior de la península como Madrid. Te sugerimos dos maneras diferentes de echarle el diente a este manjar.

Fuku (Marqués de Villamejor 8, 917 81 63 16): los amantes de la comida japonesa pueden disfrutar del personalísimo sabor del bacalao negro de Alaska, ligeramente más dulce que el que habitualmente consumimos en España. El chef de Fuku propone disfrutar de esta blanca delicia en conjunción con una sopa de pescado y miso, esa deliciosa pasta aromatizada de soja. “Me voy convertir en un asiduo de este sitio”, confiesa Alberto de Luna.

Tasca do Bacalhao Português (Lope de Vega 14, 914 29 56 75): a bras, com natas…aquí el bacalao es el rey y señor de este pequeño restaurante portugués que hace honor a su nombre. Se puede disfrutar todo el año de todas las maneras de cocinar este pez a la lusitana en pleno Barrio de las Letras. Para nuestro habitante Carlos Alves el bacalao se sale“. Además tienen los deliciosos pasteis de Belem, pastelitos de crema y hojaldre de secretísima elaboración que son, curiosamente, muy populares en China.

 


Potaje de vigilia

Madrid es famoso por su cocido, pero si quieres sumergirte de lleno en la tradición tendrás que probar este plato más ligero, pero igualmente delicioso. El potaje suele llevar bacalao, espinacas, garbanzos y un toque de cebolla y pimentón muy característico. Y se “corona” con huevo duro picado. Aunque muy típico en los hogares, no es tan sencillo encontrar un sitio donde se ofrezca en carta. A ver qué te parece cómo lo elaboran en estos dos…

La Camarilla (Cava Baja 21, 913 54 02 07): si por un casual eres de los que les gustas las procesiones, tal vez optes por ver la famosa cofradía de Jesús el Pobre. Y si el hambre aprieta, entonces no te pierdas el delicioso potaje de garbanzos con bacalao y espinacas que te ofrecen en una carta poblada de ricas tapas y raciones. Es una elección segura, al menos para YonoMeaburro, que asegura que “pocos restaurantes me han gustado tanto de La Latina.”

 

Juan Bravo 25 (Juan Bravo 25, 914 11 60 25): “tienen buen tapeo y a los jóvenes siempre os gustará”, explica nuestro habitante teke. Muy conocido por sus tapas, también ofrece este potaje tan tradicional. Con motivo de la Semana Santa este bistró ha preparado otras especialidades, como las croquetas de bacalao o bacalao con espinacas y humus.

 


Torrijas

Pan, leche (o vino), azúcar, huevos y aceite para freír. Parece simple, pero hacer una buena torrija es un arte que no deberías perderte. Nosotros te damos dos opciones: una más castiza, donde puedes disfrutar de este dulce todo el año, y otra más sofisticada y absolutamente original. Los muy golosos pueden compaginarlas…

La Casa de las Torrijas (Paz 4, 915 32 14 73): tan populares son aquí las torrijas que el dueño elabora cada día unas cien. “Y se venden, eh”, asegura Mari Carmen, la simpática cocinera. Por 1,30 euros, bien merece probar una de estas delicias y acompañarla, por qué no, de un vasito de vino dulce en un ambiente castizo y popular. Patycritter resalta además que es “uno de los sitios de toda la vida donde tomar algo alejado del mundanal guiri”.

 

Nunos – Álvaro Artesanos (Narváez 63, 914 09 24 56): cada año hacen algo especial con las torrijas. Y este año la leche es el sabor protagonista. Por ello, el maestro pastelero José Fernández ha preparado torrijas de leche frita, de leche merengada…¡incluso con té verde Matcha! Y para maridarlas, nada de café o licores, sino un ácido y cremoso yogur búlgaro que combina a la perfección con el dulzor de este pastelito. Tic Tac News asegura que “es prácticamente imposible resistirse a la tentación” si te decides a entrar…

 


Pestiños

Los pestiños madrileños, de orígenes extremeños, se elaboran con manteca en vez de con aceite de oliva, que es como los hacen los andaluces, más pequeños y de raíz árabe. Pero están igual de buenos y merece la pena probarlos. Te damos un par de opciones de calidad y tradición.

Casa Mira (Carrera de San Jerónimo 30, 914 29 67 96): este tradicional negocio lleva despachando desde 1842 todo tipo de dulces y, sobre todo, sus artesanos turrones, que son los que le han dado fama. Pero sus sabrosos pestiños también son un “must” que seduce a los viandantes de la Carrera de San Jerónimo desde la tentadora plataforma giratoria de su escaparate. “Me encantan los pestiños”, asegura Gravitona.

 

Pastelería El Riojano (Mayor 10, 913 66 44 82): desde que en 1855  Dámaso de la Maza, pastelero real, se decidiera a abrir su negocio, los madrileños han podido disfrutar de sus artesanales dulces. Los pestiños son una de sus especialidades, aunque bien es justo decir que también lo son las torrijas, que puedes conseguir gratis gracias a la curiosa iniciativa Teletorrija. Gio nos descubre que tienen, además, “un salón de té encantador donde sentarse a sentir cómo te sube la glucosa”.

 


Huevos de Pascua

Cada vez más originales y elaborados, al Conejo de Pascua merecería la cárcel si se atreviese a enterrar algunas creaciones que son verdaderas piezas de arte. Nosotros hemos encontrado los huevos más bonitos, que desearás con toda tu alma y que, bajo ningún concepto, querrás regalar a tus sobrinos…

Oriol Balaguer (Ortega y Gasset 44, 914 01 64 63): formado en la cantera inagotable de Adriá, Oriol Balaguer puede definirse como el joyero mayor del chocolate en España. “Uno de los mejores pasteleros del mundo, con grandes trabajos”, asegura Alejandro Pérez Díez. Un clarísimo ejemplo de esto es la línea de huevos de pascua que ha preparado este año. Psicodelia, 3D y humor elaborados con el mejor cacao. Viéndolos, el dilema no es comprarlos, sino comérselos. Entre 70 y 89 euros.

 

Cacaos Sampaka (Orellana 4, 913 19 58 40): En este templo del chocolate no podían faltar los huevos de Pascua. Este año tienen uno muy especial, con luz, que puedes adquirir por 29,90 euros en su boutique madrileña. Habrá que pensar si comerlo o utilizarlo como lámpara de diseño en tu mesita de noche. Aunque puede ser una idea si tienes un compromiso. Nuestro habitante BY D.F. explica que sus productos están “muy recomendados para hacer regalos”. ¿Qué tal un detalle para uno mismo?


Arte sacro

¿De dónde sacan las hermandades sus pasos, imágenes, estandartes y similares? Pues de las tiendas de arte sacro. En Madrid, aunque no hay una gran tradición cofrade, sí hay unas cuantas tiendas de este tipo que merece la pena visitar. Algunas tienen antigüedades y todas, desde luego, son muy diferentes a lo que se haya visto antes, seas ateo, creyente o librepensador.

Santarrufina (Paz 9, 915 22 23 83): fundada en 1887, es una de las casas de arte religiosas más antigua y prestigiosa de España. Exporta a varios países del mundo (como Estados Unidos) y en sus amplias instalaciones reúne todo tipo de medallas, figuras, pasos, custodias, sagrarios e incluso una sastrería para sacerdotes. En la planta de abajo tienen, desde hace diez años, una preciosa capilla que merece la pena visitar.

 

Belloso (Mayor 23, 915 22 23 83): otra tienda con solera y 115 años a sus espaldas. Hay una importantísima colección de figuras de nazarenos, cristos y vírgenes de todas las advocaciones posibles. De hecho, hacen santos y los visten a partir de fotografías por encargo. Cuentan con una amplia clientela entre varias hermandades del país, porque además hacen pasos, estandartes y todo tipo de elementos que se lucen en las procesiones.

 

Esperamos que disfrutes de todas estas ideas y te avanzamos que si planeas quedarte por aquí en Semana Santa te vamos a dar unas pistas para que esos días festivos lo sean aún más.

Le Cabrera Casa América ha muerto…¡Hola Cien Llaves!

El hermano pequeño de Le Cabrera de Bárbara de Braganza se ha hecho mayor y después de un año de vida ha muerto. En su puesto, en el mismo lugar de  Casa de América, le sustituye Cien Llaves, un local del mismo grupo que estrena decoración y oferta gastronómica, asesorado por Juanjo López, de La Tasquita de Enfrente. Cocina de mercado, con un gran respeto por las materias primas de calidad, en un espacio bellamente decorado. La terraza del restaurante se podrá disfrutar después de Semana Santa, y la de la coctelería, a finales de abril.

la tentación de la carne (argentina)

El Rancho Madrid (P. Melancólicos 77, 911 01 03 00)
“Para mí es de los mejores argentinos. Dan muy buen trato, es amplio y además, tranquilo en días de no fútbol…”

De María (Carrera de San Jerónimo 5, 915 22 48 27)
“Restaurante argentino en pleno centro. Ofrecen buena atención y una carne muy rica. Es un poco carete, pero…”

Cabaña Argentina (Ventura de la Vega 10, 913 69 72 02)
“Para comer chicha de la rica. Es como dicen pero mejor. Tienen buen servicio, buena calidad y el precio es el esperado…”

La Vaca Argentina (San Agustín 3, 913 60 15 99)
“El chuletón de buey para dos personas no defrauda. El sitio es grande y tiene reservados, por lo que es ideal si se va en grupo…”


descubre todos los restaurantes argentinos de Madrid