una Semana Santa para comérsela

Qué se puede decir de la Semana Santa… Más allá de la devoción (o no) de cada cual, este singular periodo del año está muy ligado a vacaciones, primeros rayos de sol (aunque las lluvias no darán mucha tregua) y cómo no, a la mejor gastronomía. Torrijas, pestiños, bacalao, potajes… la tradición religiosa es el origen indiscutible de un montón de deliciosas tradiciones que creyentes y no creyentes pueden (y deben) disfrutar.

Hemos seleccionado un puñado de planes y sitios con los que podrás disfrutar de lo mejor de esta fecha bien sea porque te quedes, vengas a Madrid a pasar estas fechas o te toque hacer de anfitrión. ¡Con estos planes de Semana Santa seguro que triunfas!

Bacalao: el rey de la fiesta

Qué decir del bacalao que no se haya dicho hasta ahora. Como muchos sabréis, su masivo consumo en esta época se debe a que, hasta hace no mucho, los viernes de Cuaresma no se podía comer carne. Y este pescado, especialmente en salazón, era el que mejor llegaba a las zonas de interior como nuestra ciudad. Te ofrecemos unos ricos sitios para disfrutar de su deliciosa textura.

Surtopía (Núñez de Balboa 106, 915 63 03 64): este restaurante, volcado en la difusión de la cocina gaditana, ofrece sugerentes recetas. Para Semana Santa destaca su bacalao entomatao con chícharos. Por cierto, elaboran torrijas pero no de vino tinto, sino del mucho más andaluz moscatel. ¿A que pinta apetecible?


al-cocer gastroespacio (Alberto Alcocer 42, 914 57 27 57): la antigua Arrocería, en su 20 aniversario, estrena nombre y propuestas. De forma habitual sirven 101 tipos de arroz. Para Semana Santa recomiendan la paella de bacalao y espinacas, aunque hay muchos más arroces con pescado o mariscos, como el arroz rojo de cabezas de carabineros (en la imagen).


Café de Oriente Museo del Traje (Juan de Herrera 2, 915 50 20 55): esta “sucursal” del conocido Café de Oriente ha abierto hace poco, pero lo ha hecho con mucha fuerza. Para estos días de vacaciones han elaborado un bacalao con cocochas muy especial. Una manera estupenda para recuperarse de la visita al museo, que por cierto, es muy interesante.


Potajes de vigilia, placer de cuchara

Estamos hablando, quizá, del plato que cierra la “estación del cuchareo”; ahora que la primavera asoma, pero aún hace fresco, apetece tomar (sea viernes o no) este delicioso guiso con garbanzos, espinacas, bacalao y huevo duro. Es muy típico de los hogares, aunque no se encuentra con tanta facilidad en los restaurantes. A ver qué te parecen los de los sitios que hemos buscado.

Restaurante Dantxari (Ventura Rodríguez 8, 915 42 35 24): este conocidísimo local se jacta de honrar a la tradición en su cocina vasco-navarra. En estas fechas elaboran un delicioso potaje de vigilia con varios trucos, como usar de base un fumé elaborado con las espinas del bacalao o emplear una salsa verde. También tienen croquetas de bacalao y sopa de pescado para los amantes de la vigilia.


La Torcaz (Lagasca 81, 915 75 41 30): este acogedor restaurante, muy conocido por sus platos de caza, prepara un delicioso potaje con una receta muy tradicional pero con un secretillo: en vez de lomos de bacalao usan los callos, que salen de la vejiga natatoria del pescado. Y el sabor es de diez. Además tienen un menú de Semana Santa con este guiso, flor de calabacín relleno de bacalao con tempura de carabinero, bacalao al pil-pil con gambas rojas y torrijas por 48 euros.


Posada & Enotaberna del León de Oro (Cava Baja 12, 911 19 14 94): su potaje de vigilia es ya un clásico de la ciudad en estas fechas. con garbanzos y espinacas. Tampoco es mala idea pedirse sus croquetas de espinacas, bacalao, pasas y piñones o  el lomo de Bacalao Confitado con Pisto de Aceitunas. ¡Sí, tienen también tienen torrijas!


Torrijas: el broche de oro

Ana Guerrero, del Horno de San Onofre, nos cuenta que las torrijas son fruto de la picaresca española. Emborrachadas con vino, era una manera muy disimulada de saborear este licor sin que “quedase mal” el saltarse los religiosos preceptos de ayuno. Hoy en día es un postre muy popular en la capital, donde cuenta con interesantes variantes.

Antigua Pastelería del Pozo (Calle del Pozo 8, 915 22 38 94): Ángel Villamil, maestro de la que es la pastelería más antigua de España, nos explicó cómo elaboran sus torrijas, que son de bizcocho, una particularidad cuasi única en la ciudad. La base es de bizcocho de soletilla con crema, empapado en leche aromatizada, al que se somete a un ligero golpe de sartén. El resultado es espectacular y muy original. Y las puedes comprar todo el año.


Horno de San Onofre (San Onofre 3, 915 32 90 60): sus torrijas de leche o de vino tinto cuentan con una justa fama en la capital. El secreto de su sabor, nos comentan, está en el pan bombón que utiliza (que evita que la torrija se desparrame) y en evitar almibararla en demasía. En esta época es uno de sus productos con más éxito.


Nunos Álvaro Artesanos (Narváez 63, 914 09 24 56): nos resulta imposible no hablar del genial maestro José Fernández en los dulces de temporada. Si el año pasado nos sorprendieron con torrijas de leche merengada o de té matcha este año se superan a sí mismos con su concepción del dulce más típico de estas fechas como tostas. ¿Puedes concebir una tosta de huevo frito dulce? Pues la hacen, y para ello transforman la clara del huevo en una fondant de chocolate blanco y la yema en una crema de limón y leche de torrijas. Y así, hasta diez tostas-torrijas diferentes.


La Barra de Sandó (Plaza Santo Domingo 13, 915 59 49 31): tienen un pincho de bacalao la mar de apetecible, pero lo que nos ha llamado la atención de verdad es su torrija, que es una sopa de chufas, pan y mango la mar de curiosa y receta de Arzak, asesor de este lugar. ¿Original,verdad?


Vait (Félix Boix 9, 913 50 05 35): en todas sus sucursales cuentan con las torrijas tradicionales, pero además nos llaman la atención las variedades más exóticas que han preparado este año, rellenas con crema de limón, jijona, té negro con piña macerada en ron, arroz con leche y compota de manzana y chocolate

Si estas sugerencias no te satisfacen, te recomendamos que le eches un vistacillo a nuestro listado de restaurantes de Madrid o bien, si lo que te apetece es hacer las comprillas para las que no tienes tiempo en otro momento, mírate nuestras tiendas de ropa y complementos que seguro que algo chulo encuentras.

El Café
El genio de Werner Fassbinder reúne a un grupo de personajes enganchados al juego y al dinero. En el Teatro Abadía, hasta el 31 de marzo.

El trazo español en el British Museum
El Museo del Prado reúne algunos de los grandes dibujos autores que se alojan en este museo desde el Renacimiento a Goya.

Música en directo
Los chicos de Milk It inician su gira de conciertos. Perfecto para los amantes del garage. 30 de marzo, Circus Rock. 5 euros.

Paul Klee: maestro de la Bauhaus
La Fundación March agrupa 137 trabajos del genial creador durante su época como profesor en esta mítica institución.


pequeños negocios, grandes ideas

Que la crisis que vivimos en este país es una de las más acuciantes de los últimos cien años no es nuevo para nadie. Sin embargo, si de algo tenemos fama los españoles es de ingeniosos y eso es algo que se palpa y se ve en las calles de Madrid. A la par que cada día cierran tradicionales o grandes negocios asistimos a la apertura de otros más pequeños pero con dos características: originalidad y grandes dosis de trabajo. Nacen de la cabeza de emprendedores que tienen muy claro que, tal y como están las cosas, no se puede hacer lo de siempre; que la gente quiere seguir saliendo y comprando, pero invirtiendo en productos diferentes o que le aporten algo extra.

Como hay que apoyar la creatividad y la imaginación hemos querido reunir algunos de estos pequeños negocios que están triunfando gracias a su enfoque novedoso, sus productos exclusivos, la especialización, sus precios contenidos, el enfoque artesanal, huir de engolamientos y, por supuesto, a un montón de trabajo asumido por sus dueños. Pasen y vean, que merece la pena.

Abracazum (Gran Vía 55, 915 47 29 28): Javier quería montar algo diferente en torno al mundo de las chucherías y se decantó por el mundo de la magia. En su céntrico local hay un montón de chuches “made in Spain” con divertidos nombres. Solo hay que entrar, elegir un bote (los hay de varios tamaños, desde dos euros), alguno de sus ácidos conjuros y meter sus mágicos y dulces ingredientes. Una experiencia completa y un regalo la mar de original por poco dinero, ¿Verdad?


Café Kino (Olivar 17, 911 73 62 73): Lavapiés es una eclosión de locales llenos de originalidad y este local es de los que más ha sorprendido últimamente. ¿Y por qué? Pues estamos ante el que es, probablemente, el primer café cine de la ciudad. Alberga en su interior una acogedora sala para once espectadores donde durante todo el día proyectan grandes clásicos y títulos interesantes. Una buena alternativa a los carísimos cines y al pirateo.


Café Mur (Plaza Cristino Martos 2, 911 39 98 09): la decoración british-vintage, el tener la cocina siempre abierta  y la repostería de calidad son, a día de hoy, tres “conditios sine qua non” una cafetería no va a ningún lado. En este precioso espacio encontramos las dos exigencias y aunque tiene muy poco tiempo de vida ya es famoso por su tarta de zanahoria y su ambiente acogedor. Muy recomendable.


Dale Pedales (Verónica 15, 913 57 66 89): ¿Te has fijado en el aluvión de bicis antiguas pero que lucen impecablemente cool? Se llevan las bicis vintage, y en esta tienda taller son expertos en restaurar tu velocípedo o en ofrecerte otras arregladas con verdadero encanto. También tienen complementos de piel para conseguir un outfit “bicicletero” perfecto.


Fábrica Maravillas (Valverde 29, 915 21 87 53): la cerveza artesana se lleva, qué duda cabe, aupada por la moda del “do it yourself” y de lo casero. Este local presume de ser la primera pequeña factoría cervecera de Malasaña, creada por dueños que querían ofrecer una bebida de calidad. Tienen seis variedades (con nombres tan llamativos como “Cabrona” o “Fl(ipa)” y una barra para saborearlas sentadito.


El Dinosaurio Todavía Estaba Allí  (Lavapiés 8, 910 82 62 70): mamá siempre te reñía por leer en la mesa pero, ¿Acaso hay mayor placer que hojear un libro mientras se disfruta de un rico plato? Esta librería-gastrobar, que homenajea a  Augusto Monterroso, es la última en apuntarse a esta corriente de libros (para todos los gustos) y comida de calidad bautizada con nombres de lo más literarios.


La Bicicleta Cycling Café (Plaza de San Ildefonso 9): pese a sus cuestas y tráfico infernal en Madrid gustan mucho las bicis. Quique y Tamara tuvieron buen ojo cuando se propusieron abrir un café especialmente pensado para que los ciclistas urbanos disfruten de un rico café y un espacio de trabajo. Para lograr los fondos se ayudaron de crowdfunding, porque querían comprar una máquina espresso espectacular. Y viendo cómo se llena, deben haber convencido.


La Mojigata Café (Lope de vega 7, 911 15 65 46): un coqueto y pequeñito rincón lleno de encanto, perfecto para disfrutar de uno de sus brunches (o desayunos tardíos, como prefieren llamarlos), tartas o platos ecológicos. Un must de las revistas de moda y tendencias que no se sube a la parra, lo cual es de agradecer.


Microteatro por Dinero (Loreto y Chicote 9, 911 39 78 82): el mundo de la cultura está sufriendo como nadie los malos tiempos económicos. Por eso es de agradecer el éxito de esta iniciativa entre el público, que puede elegir entre varias funciones menos de quince minutos de duración para menos de quince personas y pagar en función de lo visto. Original, variado y de calidad. ¿Alguien da más?


Miguitas Repostería Perruna (San Vicente Ferrer 8, 910 82 65 66): las mascotas cada vez reciben más cuidados y atenciones. Charo Ana, educadora de perros, estaba harta de las chucherías industriales para las mascotas e importó un modelo de negocio que ya existía en otros países: las pastelerías perrunas. Ella misma elabora en su propio obrador galletas, pasteles y tartas para perros y gatos, con un apartado para celíacos o diabéticos. Y le va de maravilla gracias a la variedad, los precios y la atención.


Motha (Santa María 39, 913 69 73 36): uno de los modernizadores claros del Barrio de las Letras, que se quiere quitar el sambenito de lugar de marcha adolescente. Este Café-Deli, homemade & eco friendly (así se autodenomina) se esfuerza por ofrecer comida casera y respetable con el Medio Ambiente a precios contenidos en un entorno más que precioso. ¿Un consejo? Ir con tiempo para su brunch a tres pasos.


Teté Café Costura (San Pedro 7, 913 60 00 19): vivimos en una verdadera eclosión de knitting, el handcraft y las labores, que es como se ha dicho toda la vida en España. Cada vez más gente se lanza a hacerse su propia ropa, pero una máquina  de coser es muy cara. Por eso triunfa este local, donde te invitan a un café y te las alquilan por siete euros la hora. Y entre eso y sus originales talleres, les va de lujo.


TheConcrete Company Madrid (Marqués de Santa Ana 28, 910 81 31 55): la ropa a medida no es para carcas. En esto se empeña Fernando García de la Calera, impulsor el concepto de “sastrería denim” y fabrica vaqueros, trajes y camisas a medida confeccionados con la mejor tela vaquera. Él diseña, fabrica los botones e impulsa una marca llena de elegancia en su pequeña tienda-taller.


The Passenger (Pez 16, 629 98 91 19): proliferan las cafeterías y coctelerías clónicas; por eso es de agradecer la aparición de este “snack bar” donde lo mismo te tomas un café que una buena copa o picas unos nachos. Decoración original, simulando un tren, y buena música rock y pop. Eso sí, alérgicos a lo hipster, absténganse.


Toma Café (La Palma 49, 917 02 56 20): hay muchas cafeterías, pero no siempre es fácil encontrar un café verdaderamente rico, para paladares cafeinómanos. Por eso los que aprecian esta adictiva bebida deben visitar este minúsculo local donde el café es excelente y su preparación todo un rito a cargo de bartenders especializados.

Alguno de estos maravillosos locales aparecen en el vídeo del magacine Monocle, que analiza la eclosión de estos modelos de negocio novedosos en medio de la crisis y los cierres masivos. Os recomendamos que lo veais con calma: ¡está en inglés pero se entiende muy bien!

Literatura para espontáneos y profesionales

Aunque no son buenos tiempos para la lírica cada día nos sorprenden iniciativas que apoyan a la cultura. Es el caso de los chicos de C.I.N.E (Comunidad Itinerante Nuevos Escritores) de Café Literario.co. Ahora, cada jueves a las 20:00 horas, en el nuevo espacio BarCode Club, poetas, narradores, ensayistas, libreros o editores se unirán a los asistentes que quieran dar a conocer su obra para reflexionar sobre los microrrelatos, la poesía, la comedia y todas las variantes de la bendita (y maltratada) literatura.