Las mejores bravas de Madrid!

¿Hay algo más madrileño y más español que una buena ración de patatas bravas? Asequibles y siempre bienvenidas, con un toque picante a gusto del creador, esta concepción salerosa del tubérculo rey es un muy típico plato de nuestra geografía; tanto que, en una recopilación de las Naciones Unidas, se asigna como una receta netamente española. Su origen es confuso y no está exento de polémica, ya que unos dicen que se idearon en la Casona (Calle Echegaray) y otros que fue en Casa Pellico (Calle Toledo), ambos bares hoy desaparecidos. Cada cocinero le da su toque, casi siempre con una base de cayena y pimentón. Pero cada maestrillo tiene su librillo, y estamos empeñados en leérnoslos todos y chivarte los mejores. ¡Buen provecho!

Docamar (Alcalá 337, 913 67 83 17): se trata de uno de los templos patateros más reconocidos de la capital por su larga trayectoria. Fundado en 1963, sus raíces son aún  más profundas, ya que esta familia comenzó su labor en hostelería en 1927, en un pequeño bar que llevaba el abuelo, DOnato CAbrera MArtínez, de cuyo nombre surge el del bar actual. Sus bravas tienen receta secreta, y mucha fama. ¿Aún no las conoces?


Las Bravas (Álvarez Gato 3, 915 22 85 81): otro clásico imperdible de la ciudad, aseguran tener patentada la rica salsa con la que impregnas sus bravas y su tortilla de patatas. El de Sol es el local fundador, ya que cuentan con otros en Pasaje Matheu y en Espoz y Mina.


Los Chicos (Guzmán el Bueno 33, 915 43 38 56): otro sitio con más años que un balcón de palo y con gran arte en el noble oficio de las patatas bravas, llenas de sabor y con una salsa con cuerpo y gancho. También es el lugar perfecto para tomar oreja, zarajos y otros frutos de la casquería patria.


La Chula de Chamberí (Fernando el Santo 11, 913 08 55 49): taberna moderna con espíritu añejo y una cocina realmente buena y a precios razonables. Ana Losada y Olivier de Belleroche hacen sus bravas (ración 6 euros) con mimo, cortadas en cuadraditos pequeños y servidas en una freidora bien mona. También ricas croquetas y buenos callos para mojar salsita.


El Museo de las Patatas (Ferrocarril 21, 915 27 19 30): el sitio perfecto si a Bubba, el entrañable personaje de Forrest Gump, le hubieran ido los tubérculos en vez de las gambas. Aquí ponen las patatas con todo tipo de salsas y complementos. Además de unas estupendas bravas, la casa recomienda sus patatas revolconas con torreznos y picatostes y las amorosas (bravas con alioli). Los Hermanos Guío saben lo que se hacen.


MUI (Ballesta 4, 915 22 57 86): presumen de tener las mejores bravas de Madrid, “de verdad”, sin salsa de tomate ni tabasco. También tienen otras buenas opciones como gildas, croquetas de jamón o un steak tartar cortado a mano que dicen que es muy recomendable.


Taberna de Antonio Domínguez (Antonio López 17, 914 69 83 05): un buen sitio para saborear ricas bravas (solitas o en idílico matrimonio con alioli) o sus famosos Huevos Domínguez, con jamón serrano. Vinos y cañitas también bien puestas. También tortilla con salsa brava.


Restaurante-Bar Hnos. Campa (Pez 11): un local en el que si has estado hay que ir, perfecto como antesala para reforzar el estómago antes de una noche de fiesta. Sus valoradísimas bravas tienen un toque picantito con generosa ración de tomate. Buena tortilla y lacón. El personal es encantador, y la parroquia (nocturna) joven y “buenrrollista”.


Estado Puro – NH Palacio de Tepa (Plaza del Ángel 9, 34 914 29 98 17): si quieres experimentar en el mondo-brava entonces tienes que probar las “Bravo por las Bravas” de Paco Roncero, emparentadas con las papas con mojo, pero con salsita brava…. ¡Divertidas!


VI Cool Madrid (Huertas 12, 914 29 49 13): el chef catalán ofrece una versión sofisticada y moderna de las bravas, cilíndricas, confitadas y coronadas de alioli y rellenas de una picante salsa brava. Curiosas.

¡Explora los mejores bares y cervecerías de Madrid y los restaurantes y descubre las patatas bravas que más te apasionen!

Madrid Popfest 2014: ¡A cantar!

La Sala Clamores acogel del 6 al 9 de marzo una nueva edición de Madrid Popfest 2014, el festival internacional de indiepop que se celebra el todo el mundo sin patrocinadores y de forma totalmente autogestionada y dando cabida a talentos emergentes o a bandas asentadas en esta forma de entender la música. Los grupos elegidos este año son  Celica XX, Ginnels, Joanna Gruesome, Kokoshca, The Lodger, El último vecino, Coach Station Reunion, La Monja Enana, The Brilliant Corners, Axolotes Mexicanos, Flowers, Lost Tapes y Aviador Dro. Además pincharán varios DJs. ¿En serio vas a perdértelo?