Las mejores piscinas para combatir el calor

Olímpicas, perfectas para ir con niños, con vistas increíbles a la ciudad, escondidas en hoteles de lujo o situadas en un lago con una estatua de Chillida al lado: Barcelona ofrece múltiples posibilidades para darse un chapuzón sin tener que pisar la arena. Prepara la ropa de baño, el pareo y tu lectura favorita: si pasas calor en casa este agosto vacacional en lugar de ponerte a remojo, será porque quieres.

Platja de l´Eixample (Carrer de Roger de Llúria, 56 – Girona)
La mejor piscina urbana de la ciudad para ir con niños pequeños sin pensar si van a molestar, si van a hacer ruido o si van liarla con la pelota hinchable. ¿Por qué? Porque más o menos el 50% de los usuarios de la piscina son exactamente igual de… niños. El agua no cubre más de 60 cm, más que suficiente para que los enanos se lo pasen pipa con un riesgo controladísimo -hay socorristas- y los mayores nos demos un refrescante chapuzón. Hay un gran arenero con cubos, palas y juguetes disponibles -los que se olvida la gente pasan a ser de uso comunitario-, vestidores, lavabos y bancos a la sombra.

The Terrace Juan Carlos I (Avinguda Diagonal, 661 – Zona Universitària)
Puedes jugar a que eres rico con el método habitual -el que utilizamos cuando compramos un boleto de lotería y fantaseamos durante un rato con que nos toca- o acercarte a la piscina del Hotel Rey Fairmont Juan Carlos I, que te ofrecerá una experiencia más realista. El uso de la piscina está limitado, y solo podrás disfrutar de ella si tomas el menú de barbacoa del restaurante The Terrace (incluso así es mejor llamar antes al hotel para asegurar los horarios y la disponibilidad del día, el lujo y la masificación no se llevan demasiado bien). Sus enormes jardines, el personal atento y las tumbonas superconfortables te harán sentir como en un resort caribeño de cinco estrellas.

Lago de la Creueta del Coll (Passeig de la Mare de Déu del Coll, 77 – Penitents)
Otra buena opción para ir en familia es este gran lago -que se convierte en piscina durante la época de calor- de unos 70 cm de profundidad, cuya superficie está dividida en dos por una isla de palmeras. Se puede acceder al agua a través de rampas, lo que lo hace accesible y perfecto para que niños y mayores cojan confianza y no tropiecen. Tiene un espacio grande con césped y un montón de árboles en los que disfrutar de una siesta a la sombra -el agua cansa, ya se sabe-, además de socorristas que aseguran un baño tranquilo, duchas, hamacas, sombrillas, aseos y enfermería. Y todo esto por 2,35€ (los menores de un año, gratis).

CEM Guinardó (Carrer del Telègraf, 31-45 – Guinardó)
Un soplo de frescura en una de las zonas de Barcelona más alejadas de la playa, una piscina casi desconocida -si no eres del barrio, claro- situada a pocos metros del Hospital de Sant Pau. Tienen tumbonas, zonas de sombra que invitan a la siesta, altavoces con música que lo hacen a la fiesta y un pequeño bar que te mantendrá surtido de bebidas frías y helados sin dejarte la paga extra de verano. La parte más profunda de la piscina tiene más de cuatro metros de profundidad, lo que la hace perfecta para tirarse de cabeza e intentar tocar el fondo (al menos eso creen un puñado de adolescentes a los que parece que les va la vida en ello).

Bosc Tancat (Calle Riu Sec S/N – Polígono Industrial Polizur – Cerdanyola)
Cuando no te va mucho el agua o te aburres fácilmente de estar de panza al sol agradeces especialmente que en la piscina haya alguna cosa que hacer aparte de leer. Si eres un forofo de la acción el Bosc Tancat te va a parecer un planazo: además de cuatro -sí, cuatro- piscinas de diferentes tamaños tienen un servicio de barbacoas en el que también se pueden alquilar sillas y comprar leña o carbón. Pero su joya de la corona es el Naturpark, un conjunto de instalaciones situado sobre árboles que incluye juegos que combinan habilidad, destreza y aventura. Hay puentes tibetanos, tirolinas, lianas, troncos oscilantes, puentes de red o nepalís, y un total de 118 juegos que lo convierten en el parque de aventura más grande de todo el Estado

Zona de baños del Fòrum (Calle de la Pau, 12 Muelle de la Marina Seca – Fòrum)
No es exactamente una piscina, sino una zona de baño controlada habilitada en el Parc del Fórum: sin arena, pero con agua del mar de verdad (lo que hace que, aunque normalmente está limpia, puedas tener mala suerte en alguna ocasión). Con la placa fotovoltaica del Forum de fondo -perfecta para hacer fotos imponentes de una Barcelona poco conocida-, el acceso al agua se hace a través de escaleras pavimentadas. Cuentan con un servicio de apoyo al baño para personas con movilidad reducida: sillas anfibias, grúa elevadora, chalecos salvavidas, parasoles y un servicio de voluntarios para ayudar. Solo tiene una pega: solo abre de 11 a 14.

Can Mercader (Carretera Hospitalet 101, Cornellà de Llobregat – Gavarra)
Si la zona de Cornellá es tu área de influencia, deberías conocer esta piscina de 50 m2 con una buena zona de césped alrededor que invita a tumbarse al sol entre baño y baño y abre todos los días del verano de 10:30h a 19:30h. Si quieres darte un baño después del trabajo pero te da pereza pagar la entrada completa por un par de horas, aquí tienes una buenísima opción: tienen una  entrada especial a precio reducido de 17h a 19:30h por tan solo 2€. Forma parte de un complejo deportivo con sauna, jacuzzi, zona spa y hasta una piscina para bebés. Sí, también hay máquinas de cardio, clases en la que se suda y todas esas cosas.

Piscines Bernat Picornell (Avinguda L’estadi, 30 – Espanya)
Las piscinas Bernat Picornell son una instalación deportiva ubicada en el Anillo Olímpico de Montjuic de Barcelona. Consisten en tres piscinas, una interior y otra exterior, ambas de 50 m y una de saltos. Tumbonas, un servicio de bar completo y unas instalaciones deportivas en toda regla a las que sale a cuenta apuntarse durante la temporada si vas a piscinear mucho este verano (aunque no tengas pensado hacer deporte, sí, también en ese caso te renta). Si tienes hijos y quieres que aprendan a nadar, puedes apuntarles a los cursos que hacen en la piscina cubierta al terminar el año escolar: mientras ellos aprenden en la piscina interior, tú puedes esperarles tomando el sol fuera, ¿no es un planazo?

Los mejores tartares de pescado o carne en Madrid

De carne o pescado crudo, el tartar sienta fenomenal en esta época del año. Un plato fresquito, ligero (no en todos los casos, depende de la preparación) y delicioso. Steak tartar y tartar de salmón o atún, tú eliges. Acompañado de tostadas, patatas fritas, con un toque picante, aliñado con salsas exóticas… son muchas las recetas que proponen algunos restaurantes de Madrid. ¿Quieres conocer cuáles son los mejores tartares de pescado o de carne? Aquí te dejamos una selección muy “cruda” con los imprescindibles. ¡Toma nota!


De pescado

19 Sushi Bar (Calle de la Salud 19 – Sol): desde que abrió sus puertas en el 2004 es considerado un local de referencia de cocina japonesa en Madrid. A parte de la tempura de langostinos tigre, el plato estrella de la casa es el tartar de atún rojo, que preparan macerado en soja y con verduras encurtidas o con caviar. Y como la cosa va de tartares, no te pierdas el de atún kimuchi en salsa de col china picante o el de salmón en salsa de mostaza japonesa y algas.


Cannibal (Calle Almirante 12 – Chueca): hace poco más de un año se inauguró este restaurante en el barrio de Justicia, donde antes estaba el mítico Café Oliver. Proponen una amplia carta que abarca desde almuerzos hasta una elaborada coctelería a última hora de la noche. Con su cocina de mercado – están “obsesionados por conseguir el mejor producto” – han implantado el concepto de “raw food” o comida cruda en Madrid y lo han hecho estupendamente bien, conquistando los paladares más sibaritas. Uno de los platos que ha seducido a más de uno es el tartar de atún picante, presentado en tres montoncitos (para poder compartir) y acompañado de tostas.


La Pescadería (Calle Ballesta 32 – Malasaña): en el barrio de Malasaña se encuentra este restaurante del grupo LaMucca. Cada semana proponen un menú del día diferente por 12,50 euros, que varía de lunes a viernes. Su carta presenta platos de lo más sugerentes, en los que destaca la calidad de la materia prima, como por ejemplo el tartar de salmón; una opción ideal para el verano, fresca, ligera y llena de color y sabor.


Nipon Taro (Calle de Serrano 213 – Hispanoamérica): la luz natural que entra por el enorme ventanal – que a su vez da a un bonito jardín – ilumina el interior de este restaurante. Su carta también deslumbra con platos que resultan de la fusión de la cocina tradicional japonesa y platos más actuales, entre los que destaca el tartar de salmón con trufa, exquisito. Otro de sus platos estrella es el tartar de atún macerado con marin, lima y cazo (bonito seco).



De carne: steak tartar

Askuabarra (Calle Arlabán 7 – Barrio de las Letras): siguiendo la estela de la casa madre en Valencia, aquí sólo existe un punto de partida, la materia prima de calidad. Una vez conseguido el producto, el jefe de cocina Jorge Gadea, se encarga de tratarlo con el respeto que requiere, sin maquillaje ni pretensiones. En esa línea no podemos olvidarnos de su steak tartar con patatas fritas.


La Gamella (Calle Alfonso XII 4 – Jerónimos): para muchos aquí preparan el mejor steak tartar de Madrid. ¿Cuál es el secreto? Ni más ni menos que las gotitas de Jack Daniels que le añaden, así como varios niveles de picante y acompañado de patatas y pan tostado. Si prefieres ir a lo conocido, también proponen la versión tradicional. Por el contrario, si quieres explorar nuevos sabores no te pierdas el “trío de tartares” que ofrecen, una degustación de tres recetas: procedentes de Francia (el tradicional), USA (al Jack Daniels) y Japón (oriental o asiático).


Piñera (Calle de Rosario Pino 12 – Castillejos): con la incorporación a principios de año del cocinero vasco Carlos Posadas, tras mes y medio de reformas, Piñera ha vuelto a convertirse en uno de los mejores restaurantes de Madrid donde disfrutar de cocina clásica y de mercado. Lo que continúa triunfando es el steak tartar, una referencia de la casa, que preparan en la misma sala siguiendo el método tradicional y que acompañan con patatas soufflé.


Si te has quedado con ganas de más explora los platos estrella de tartar y de steak tartar en Madrid… ¡y vota por tus favoritos!

Ponzano Street Festival

Un año más ha vuelto – en el marco de las Fiestas del Carmen en Chamberí – Ponzano Street Festival de Heineken. Un evento gastronómico que se celebra todos los sábados de julio en Ponzano, en la que algunos locales de la calle participan con una propuesta de lo más sugerente: un tercio de Heineken y una tapa elaborada expresamente para la ocasión por 5 euros.

Una iniciativa con la que se pretende promover la oferta de restauración de Chamberí, en concreto de la calle Ponzano. Aquellos establecimientos implicados cuentan con una pizarra en la puerta donde se indica su participación en este festival gastronómico con el hashtag #AperitivoPonzano.

Algunos de estos bares y restaurantes, y sus respectivas propuestas, son Le Quialité con una empanada de cecina de Astorga con mermelada de pimientos y queso de cabra; DeAtún con unas deliciosas albóndigas de atún; La Picarona con un tartar de salmón con aguacate; o Lambuzo con el salpicón de marisco.

¡Practica el #ponzaning y a disfrutar!

La Plaza en Verano
Este viernes 28 de julio arranca una nueva edición de “La Plaza en Verano” en Matadero Madrid, que este año coincide con el décimo aniversario del centro cultural #Matadero10años. Una fiesta que se presenta como el mejor plan veraniego para los viernes y sábados de agosto, y que llega con una programación repleta de conciertos, performances, Dj sets, instalaciones sonoras y bailes.

Homenaje a Gloria Fuertes
Veranos de la Villa ha querido incluir en su programación el homenaje a Gloria Fuertes “A Pecho Descubierto”, coincidiendo con el centenario de su nacimiento. Se llevará a cabo este viernes 28 de julio en el barrio de Lavapiés, donde la poetisa vivió su infancia y adolescencia. Para este reconocimiento han programado algunas intervenciones en el barrio con diferentes actividades en torno a la palabra: recitales poéticos, música en vivo, exposiciones fotográficas… ¡y mucho más!

El mejor cine de 2017 por 4 euros
Los Cines Renoir incluirán en su cartelera hasta el 7 de septiembre las mejores películas del año por 4 euros, y si eres socio del Club Renoir te costará 3 euros. Algunos de esos títulos – con diferentes pases – son: Frágil Equilibrio, Animales Nocturnos, Paterson, La Ciudad de las Estrellas (La La Land), Moonlight, Trainspotting 2 o Lady Macbeth.

Madrid Suena
También en el marco de Veranos de la Villa, regresa Madrid Suena, la original experiencia de llevar música al recinto de una piscina, este año con una programación doble – 29 de julio y 5 de agosto – en dos recintos diferentes. Una jornada de Dj’s y música en directo para disfrutar alrededor de una piscina, con algunos de los artistas y estilos que más suenan en la vida underground de la ciudad.

Ralph’s

Del Grupo Gamchulo ha abierto sus puertas Ralph’s, un restaurante que apuesta por una cocina de base clásica con matices actuales, algunos guiños viajeros y muy enfocada a compartir. El producto de calidad es su razón de ser y con él se confeccionan a diario tanto recetas de corte tradicional – los callos, los torreznos o el rabo de toro – y otras opciones más originales e internacionales como los cinco hummus, el tiradito de pez mantequilla o el risotto de pulpo y langostino.

Saborería Mahou

Los amantes de Mahou ya tienen nuevo hogar. Se llama Saborería Mahou y, como su propio nombre indica, se trata de un espacio donde se rinde homenaje al sabor de esta cerveza a través de catas, talleres (de tiraje de cañas), maridajes y gastronomía, showcookings… Además disponen de servicio take away para que disfrutes del sabor de Mahou en casa. Gastronomía y zumo de cebada madrileño se dan la mano en esta auténtica experiencia que hará las delicias de los más cerveceros.

La H es Muda

El éxito de sus otros dos locales ha permitido la apertura – a mediados de junio – del tercero, también en Chamberí. La carta es similar: entrantes como los tequeños, nachos, chicken tenders o aros de cebolla, ensaladas y, cómo no, las hamburguesas, a la parrilla y elaboradas con ingredientes 100% frescos y originales con carne de ternera, pollo y vegetarianas. Entre las burger estrella encontramos la “Hollywood” o “La Hijole”, ambas con pan brioche. Te dejarán mudo.