Las mejores terrazas de Madrid

Este tiempo cambiante nos tiene un poco hartos, pero no nos va a impedir soñar con el verano y el terraceo. De hecho, ya podemos disfrutar de las terrazas más espectaculares de Madrid. Solo hay que mirar el tiempo a primera hora y si se prevé solazo, allá que vamos. Azoteas con vistas increíbles, terrazas insólitas, originales, glamourosas… Os dejamos una selección donde disfrutar al aire libre de los meses de verano con cóctel en mano.

Picalagartos (Calle Gran vía, 21 – Sol):  es el nuevo espacio de Azotea Group, alojado en el Hotel NH Colletion Gran Vía. Está formado por un restaurante con vistas en la Octaba planta y una azotea 360 grados desde la que divisar los tejados más emblemáticos de la capital. En la azotea proponen pequeños platillos extraídos de la carta principal para poder acompañar las bebidas a cualquier hora del día. Recomiendan las patatas bravas , el tomate de temporada preparado con pil pil de su vinagreta o los mejillones en escabeche ahumados.

 

El Paracaidista (Calle de La palma 10 – Malasaña): este concept store es restaurante y tienda de diseño, mobiliario y decoración. En la parte de arriba se encuentra la terraza que se divide en dos espacios: “restaurante park” que ofrece una carta corta pero deliciosa (de 12:00 a 00:00 horas) y “cubanismo” donde disfrutar de unos cócteles (de 18:00 a 00:00 horas). Desde esta azotea podrás disfrutar del paisaje más “gatuno” de Madrid: los tejados del barrio de Malasaña y más allá.

 

Ginkgo Sky Bar (Plaza España, 5 – Ópera): brilla en la planta 12 del Hotel VP Plaza España ,su espectacular terraza con acceso directo desde la calle enamora con sus vistas casi 360º. Podrás comer, cenar o degustar exquisitos cócteles en el ambiente más cosmopolita y con unas vistas únicas de la capital. Ofrecen una extraordinaria gastronomía, donde la cocina mediterránea y japonesa predominan en todos sus platos.

 

The Mint Roof (Calle Gran Vía 10, – Chueca): además de unas espectaculares vistas a la Gran Vía, encontraras un food truck y cómodos sofás para relajarte mientras disfrutas del entorno.El interiorista y diseñador gráfico Jaime Beristain es el responsable de la decoración, y para ello se ha inspirado en el concepto “Fresh & Music”: la frescura de la menta queda reflejada en cada rincón, siempre combinada con la mejor música, así como elementos de madera y mucho verde turquesa.

 

The Hat (Calle Imperial, 9 – Sol):  este hotel causa sensación. Bonito por dentro y precioso por fuera.En su azotea se encuentra la terraza con una panorámica maravillosa desde los tejados. Tómate una copa de vino y disfruta de las puestas de sol desde el “Sombrero” de este hotelito.

 

La cocina de San Antón (Calle Augusto Figueroa, 24 – Chueca):  más de 300 m2 de terraza con vistas a los tejados de la ciudad y al barrio de chueca. Un punto de encuentro estupendo para compartir unas copas y picar algo de la carta que proponen. ¡Ojo! porque en el restaurante (interior) si adminten reservas, pero no en la terraza que a partir de las 21:00 horas se llena hasta los topes.

 

Terraza de Room Mate Óscar (Plaza de Vázquez de Mella, 12 – Chueca): la Terraza de Óscar se ha convertido en uno de los lugares más emblemáticos de Madrid. Con vistas de 360 grados de la ciudad, es un remanso de paz en lo alto. Diseñado por el famoso interiorista Tomás Alía, presenta una decoración con lounge, camas balinesas, tumbonas chaise longue y una amplia barra. Los cócteles es uno de sus puntos fuertes, con más de 30 selecciones personalizadas que se renuevan constantemente.

 

Sunset Lookers (Plaza de Santo Domingo, 13 – Ópera): en la séptima planta del Hotel Santo Domingo se encuentra este oasis, que ofrece unas vistas de 360 grados de Madrid. Aquí podrás relajarte con uno de sus cócteles mientras disfrutas de la panorámica. ¡ Y tienen piscina! pero es de uso exclusivo para los clientes alojados en el hotel

 

Gymage Lounge Resort (Corredera baja de San Pablo, 2- Malasaña):  un espacio  innovador situado en el ático , en pleno centro de Madrid. Descubre la ciudad desde otro punto de vista, donde el relax y el descanso son los protagonistas. Confortables sofás, una piscina, una barra de coctelería y una selección de bebidas para cualquier momento del día, es parte de la oferta de esta agradable terraza.

 

Arzábal Museo Reina Sofía (Calle de Santa Isabel  52 – Embajadores): Dentro de la pinacoteca del museo se encuentra este local, famoso sobre todo por su amplia terraza, parcialmente cubierta. El producto es el auténtico protagonista de su cocina, nos recomiendan sus míticas croquetas de ibérico y leche de oveja, la ensaladilla o la selección de quesos del mundo.

 

Si quieres ampliar esta selección, explora nuestro listado de Las mejores terrazas de Madrid con más de veinte opciones para disfrutar del “terraceo”.

Disfruta la gastronomía valenciana en la Noche de San Juan

La noche del viernes 23 al sábado 24 de junio, Valencia se llena de música y hogueras para celebrar la Noche de San Juan. En las playas de la Malvarrosa , la Patacona, y en el Mercado de Colón , se llevarán a cabo la mayoría de festejos: verbenas, actividades infantiles, mercados gastronómicos, discomóviles, fuegos artificiales… Para resistir hasta el amanecer necesitarás combustible, así que toma nota porque te dejamos algunas de las mejores opciones para cenar en esta mágica noche.

 

Playa de la Malvarrosa

Casa Carmela (Carrer d’Isabel de Villena 155 – La Malva-Rosa): en su origen en 1922 esta casa de comidas comenzó siendo una barraca que servía de cambiador a los bañistas ocasionales de la Malvarrosa. Con el tiempo, además de dar cobijo a los bañistas, comenzaron a servir comidas; y fue en los setenta cuando se especializaron en arroces, concretamente en paellas cocinadas con el fuego de la leña que hoy han convertido en un emblema gastronómico de Valencia.

 

Restaurante Balandret  (Paseo Neptuno , 20 – Poblats Maritims): En la playa de las arenas y a cargo del chef Albert Lluch, se encuentra este restaurante de cocina mediterránea evolucionada pero sin olvidar los arroces y pescados locales. Elementos tan enraizados a su tierra como son los azulejos, el esparto, los botijos, las cestas de recoger naranjas o las tinajas ,se entremezclan de manera magistral en los más de 400m2 del restaurante. Disfruta de sus calamares rebozados con mayonesa de curry, la sepia a la plancha con habitas o cualquiera de sus excelentes arroces.

 

Playa de la Patacona

La Más Bonita (Paseo Marítimo de la Patacona 11): inspirado en la típica casa de Formentera – construcción rústica, paredes blancas y vigas a la vista – y ubicado en primera línea de playa, este es el lugar perfecto para disfrutar de la noche de San Juan (no te pierdas su terraza con vistas al mar y cómodos sofás). En cuanto al “papeo” aquí proponen opciones deliciosas y healthy: un pica pica a base de nachos caseros con guacamole o hummus con pan de pita, ensaladas de pasta, quinoa, taboulé, gazpacho, milhojas de berenjena al pesto, sándwiches, tabla de quesos o ibéricos… ¡y mucho más!

 

La Chipirona Playa (Avenida Mare Nostrum, 44- Alboraya):  Un nuevo concepto de tasca en la playa de la Patacona, abierto en primavera y verano para que disfrutes de  las más deliciosas tapas de mar a 20 metros del mediterráneo. Podrás degustar sus tapas de pescado, brochetas, ceviches y otras especialidades originales y sabrosas de la mano de los chefs Vincenzo Cancilleri y Julio Rodríguez.

 

Ciutat Vella

The Litte Queen (Carrer de les Barques, 4 – Ciutat Vella): Situado en la entreplanta del Hotel One Shot Palacio Reina Victoria, ofrece cocina mediterránea de mercado con guiños a otras culturas. Capitaneado por el Chef Pablo Ministro “cocina sincera” es el término que define su carta. Productos de la franja mediterránea y de temporada fusionados con platos clásicos y la denominada nueva cocina de mercado.

 

Boix Quatre (Carrer de Boix, 4 – Ciutat Vella): Capitaneado por el reconocido chef Josué Ribes en la cocina, ofrece una sugerente carta basada en la gastronomía mediterránea, actualizada con las últimas tendencias de cocina y cuidadadas elaboraciones a partir de productos de mercado . Ambiente distendido y acogedor. Déjate llevar por la fusión de sabores tradicionales e innovadores que con pasión e inteligencia desarrolla el equipo de cocina.

 

Russafa

Canalla Bistro by Ricard Camarena (Carrer del Mestre Josep Serrano,5 ): Saborear un sandwich de pastrami como si estuvieras en el Lower East Side de Nueya York, degustar una pizza okonomiyaki o un nigiri de anguila ahumada como si acabaras de salir de trabajar en Oasaka, disfrutar con una cochinita pibil como si lo hicieras en cualquier pueblo mejicano.. Todo esto es Canalla bistró, el restaurante más ecléctico de Ricard Camarena, es lo más parecido a un viaje gastronómico por el mundo.

 

Copenhagen (Calle del Literato Azorín 8 – Russafa): unos números más abajo de La Cooperativa del Mar, en pleno corazón del barrio de Russafa, se encuentra este restaurante. En un entorno moderno y vanguardista disfrutarás de la mejor cocina mediterránea y vegetariana, siempre con toques de otras gastronomías como la japonesa o la thai. La carta va variando según la estacionalidad de los productos; ahora en verano por ejemplo preparan un gazpacho del día delicioso o una sopa de sandía y melón con albahaca que está de rechupete. Tampoco te pierdas: la fideuà de setas y espárragos al curry, el guacamole con nachos de yuca frita, las gambas vegetales al ajillo, cualquiera de sus ensaladas, las hamburguesas vegetarianas… y mil opciones más.

 

Mestalla

Alejandro del Toro (Calle de Amadeo de Saboya 15 – Mestalla): el chef Alejandro del Toro pertenece a la cuarta generación de una familia de tradición hostelera. Gracias a sus dotes y a la educación culinaria aprehendida, del Toro propone una cocina repleta de sabores valencianos convertidos en alta cocina, siempre basada en los mejores productos autóctonos: gambas de Denia, tomates Raff, naranjas, trufas de Morella… ¿Por qué no darte un buen homenaje?

 

Restaurante Apicius  (Calle Eolo, 7 – Mestalla): Apuestan por una cocina sana, mediterránea y rigurosa con las temporadas. Intentan transmitir la pasión y el amor en cada plato que sale de su cocina ya que disfrutan con la selección y utilización de los productos que ofrece la región y con su excelencia.

 

Los mejores brunch de Barcelona

No es un desayuno ni una comida, pero tiene lo mejor de ambas cosas porque no tienes que madrugar, está permitido -y hasta bien visto- tomar cócteles pero puedes ponerte como el quico de tortitas y otros deliciosos dulces. Puedes tomarlo en un hotel muy elegante o más asequible, en bares de decoración nórdica o en un restaurante italiano donde sirven una lasaña de auténtica locura: donde quieras, pero no te saltes esta costumbre del fin de semana que ha venido para quedarse. Y que no falten los huevos, ya sean con salsa holandesa y sobre un bagel o en forma de tortilla de patata casera.

 

Picnic restaurant (Carrer Comerç, 1 – Arc de Triomf) Uno de los lugares de peregrinaje de los adeptos de pro, y con motivo: la cocina creativa y estacional de Jaime Riesco convierte el brunch en una auténtica fiesta. Una vez has conseguido mesa -es recomendable reservar- lo más difícil es decidirse. ¿Huevos rancheros o benedict? ¿Con bacon o con salmón? ¿Tomates verdes fritos o chilaquiles? ¿Big Papa burguer o pulled pork? Y para terminar, pero no menos importante, ¿pancakes o una de las mejores french toast de la ciudad? Ojalá todos los dilemas fueran como este.

 


Flax & Kale (Carrer de Tallers, 74 B – Ciutat Vella) Es el primer Restaurante Healthy Flexiteriano de Barcelona. Todos los platos están diseñados pensando no sólo en el mero placer gastronómico, sino también en su valor nutricional. Un 80% de su oferta es Plant-Based y el restante 20% son recetas que incluyen pescado azul. En su extensísima carta no faltan la pastelería artesana y los boles de granada, yogur y frutas.

 

La esquina (Carrer de Bergara, 2 – Barcelona) Si entre semana La Esquina nos alimenta con su fórmula de tres platos en uno, su propuesta para el finde no se queda atrás. Empecemos por los básicos: tienen huevos benedict, royal, poché con aguacate, queso de cabra y revueltos (con queso y tomate asado). Otra cosa muy interesante es que si hay alguien que es más de vermut que de brunch podrá disfrutar de unos boquerones o jamón ibérico y pan con tomate mientras los demás hacéis lo propio con su bikini, el salmón con encurtidos y mantequilla casera o las tostas. Haceos un favor y nos vayáis sin probar el crumble de manzana y zarzamora o el cheesecake de calabaza. O mejor aún: los dos.

 


The Benedict Barcelona (Carrer d´en Gignás, 23 – Ciutat Vella)  Se encuentra ubicado en el corazón del barrio Gótico de Barcelona, un lugar acogedor, lleno de encanto y con decoración vintage. Sus huevos Benedict son una cita obligada , pero sus más de 30 platos te dejarán sin aliento.Comparte caprichos de inspiración latina, con sabores tan exóticos somo la salsa de tamarindo sobre costillas al grill, acompáñalas con un mojito y termina alargando la noche con música latina.

 


Milk-Bar & Bistro  (Carrer d´En Gignás, 21 – Ciutat Vella) Dirigido por una pareja irlandesa con muchos años de experiencia en el comercio. Se ha cimentado como uno de los bares Premium de Barcelona complementado con un menú variado y creativo.El bar está diseñado por Florence Boradhurst como una sala de dibujo de los años 50.Tienen un desayuno-almuerzo (Brunch) cada día de 9 a 16.30 mientras puedes escuchar música melódica y hojear las revistas o selección de prensa.

 


Bacanal Café (Carrer Sepúlveda, 164 – Eixample) Diseño agradable y minimalista donde poder disfrutar de su “galería de arte”  y cocina “non stop”. Disfruta de sus fantásticos platos a cualquier hora del día. Pasteles caseros tentenpiés salados y deliciosos pancakes. También son dog-friendly.

 

Trópico (Carrer Marqués de Barberá, 24 – Drassanes) El perico venezolano es un sustancioso desayuno a base de huevos revueltos con cebolla, tomate y pimentón que suele comerse dentro de una tierna arepa de maíz. ¿Os ha entrado hambre ya? Pues id reservando mesa en Trópico, donde podréis probar éste plato y otros como los pancakes con sirope de arce, frutos rojos, frosting de queso, un bowl de açaí con granola casera y frutas del bosque, más huevos -esta vez rancheros y con chipotle- o los tradicionales benedict, esta vez con pastrami como perfecto acompañamiento. Acompáñalo todo con una de sus aguas frescas, un lassi de mango con cardamomo o un smoothie de pitaya roja, coco y chía.

 

Norte (Carrer de la Diputació, 321 – Girona) A lo mejor en frío es un poco difícil relacionar la cocina de inspiración vasca y gallega de Norte con lo que conocemos como brunch. Pero, si te paras a pensar un momento, adquiere todo el sentido del mundo: ¿qué es un brunch sino un desayuno de tenedor de los de toda la vida? Por eso un sábado al mes hacen una versión ampliada de sus platos intersemanales con su deliciosa materia prima y el mismo encantador trato que dispensan de lunes a viernes. ¿Hemos dicho ya lo de los huevos de gallinas felices? Probadlos. Al plato, en tortilla o como sea: son una auténtica maravilla.

Aquí te dejamos nuestra selección  Los mejores brunch de Barcelona

Enigma

Espacio multidisciplinar de 700 m2 de intrincado recorrido, alma máter del proyecto gastronómico El Barri. Con un concepto basado en la evolución de su menú con maridaje de coctelería 41º Experience, consta de varios espacios diferenciados –barra, plancha, comedor y otros–, en los que se degustará un menú de 40 bocados cuyo precio, bebidas e IVA incluido, es de 222€.

Hale Poke

Este local esconde una bonita historia detrás: la leyenda de Huali. Cuenta esta leyenda que dos amigos, en uno de sus viajes a Hawaii, encontraron en la cabaña donde se alojaban un cajón de recuerdos de los antiguos propietarios, que contenía la receta familiar del Poke de Huali; una cocinera que solía vivir en esta cabaña con su familia en 1900. Esta receta hoy es la base de los pokes de aquí: salmón malana, salmón kanoa, corvina Huali, veggie makala o atún oke. También puedes personalizarlo tú mismo, eligiendo la base, el pescado, la salsa, el mix-in y los extras.