Las mejores terrazas de Valencia

Nada mejor que disfrutar de un día soleado en una de las mejores terrazas de Valencia. Con vistas al mar, coquetos patios interiores en pleno centro histórico, panorámicas espectaculares desde las alturas, amplias terrazas en plena naturaleza… el “terraceo” es nuestro deporte nacional preferido en cuanto llega el buen tiempo. Y más si la oferta gastronómica es buena. No te pierdas esta selección con las mejores terrazas de la ciudad para deleitarte con las vistas mientras disfrutas de una buena comida, un vino en un romántico rincón al aire libre o unos cócteles tumbado en una cama balinesa.

Petit Bistró (Calle Caballeros 3 – El Carme): se encuentra en la azotea del apartahotel “Catedral Suites Hotel” del grupo Valencia Luxury, situado en pleno corazón de la ciudad junto a la plaza de la Reina. Con vistas a la catedral de Valencia, la terraza se divide en dos espacios diferenciados; por un lado la zona lounge, decorada con una pérgola ajardinada con sofás donde disfrutar de unas copas; y por otro lado el resto de terraza con mesas donde comer o cenar con unas estupendas vistas a la cúpula de la catedral y a la torre de Miguelete.   Brassa de Mar (Avinguda del Mare Nostrum 50 – Alboraya): en la Playa de la Patacona se encuentra este restaurante. Moderna, colorida y vanguardista, así es su terraza, situada frente al mar, abierta desde las 10 de la mañana a la 1 de madrugada. Aquí disfrutarás una estupenda oferta de cocina mediterránea con asador de carnes argentinas así como de zona chill out donde podrás relajarte en una de las camas mientras tomas un cóctel o te echas un sueñecito. Por las noches, un dj ameniza la velada para que comiences bien la fiesta.   El Almacén NCR (Calle Sueca 41 – Russafa): el cosmopolita barrio de Ruzafa esconde preciosos lugares donde evadirse, como diría aquel, del mundanal ruido. No tiene unas vistas espectaculares, nada de eso; se trata de un bonito y acogedor patio interior donde degustar unas ricas y originales tapas y platillos. Mesas y sillas de madera, con velitas por las noches, adornado con geranios y la pintura mural de un ciervo – muy hipster, sí – que parece resguardar el espacio.   La Más Bonita (Passeig Marítim de la Patacona 11 – Alboraya): inspirado en la típica casa de Formentera, de construcción rústica, paredes blancas, vigas a la vista, techos altos… este espacio se encuentra en el Paseo de la Patacona, en Alboraya. Disponen de tres ambientes diferenciados: el restaurante, el patio interior y la terraza con vistas al mar y cómodos sofás donde relajarse. Como dicen ellos mismos, aquí te ofrecen “la mejor manera de disfrutar de un día mediterráneo”, y es que desde por la mañana hasta la noche – después de un baño en la playa o un paseo marítimo – proponen desde desayunos, batidos naturales, cocina casera (recomiendan los nachos en salsa), combinados con o sin alcohol… ¡y más!   Secreter Sala de Estar (Calle de Los Maestres 5 – La Seu): emplazada en Ciutat Vella, la terraza de este restaurante es un imprescindible si vas de “terraceo” por el centro histórico de Valencia. Se trata de un pequeño y cálido patio con muchas plantas y muros de piedra, donde degustarás deliciosas recetas donde prima la calidad del producto y la creatividad. Disponen de un menú de mediodía – de lunes a viernes – completo y exquisito. Wakaya Lounge (Carretera del Riu 426 – Pinedo): no, no está en el centro urbano de Valencia, pero bien merece la pena ir. Se encuentra muy cerca de la Playa de Pinedo y su terraza es enorme, con piscina, jacuzzi, camas balinesas, motivos orientales… muy thai. Un espacio exclusivo y un ambiente zen convierten esta terraza en un oasis de paz y armonía único en la ciudad.   Panorama (Marina Real de Juan Carlos I): especializado en arroces este restaurante te permitirá disfrutar de las mejores vistas del litoral de la costa mediterránea gracias a su espectacular terraza. Elegante y distinguido, así es el ambiente que se respira en Panorama, el mejor lugar de Valencia para contemplar los atardeceres mientras te tomas unos cócteles o un café, whatever.

Restaurante La Lola (Calle de la Subida del Toledano 8 – La Seu): este restaurante especializado en arroces y cocina de mercado dispone de una terraza a las faldas del Micalet. Un lugar tranquilo y recóndito, perfecto para refugiarte con tu pareja y disfrutar de una cita romanticona. Aunque de entrada pueda parecer el típico sitio de “turisteo”, merece la pena, las apariencias engañan…   Nou Racó (Carretera De El Palmar 21 – El Palmar): en el mismo parque natural de la Albufera se encuentra este espacio donde además de su exquisita carta, alberga unos jardines espectaculares – integrados en plena naturaleza – desde los que disfrutarás de los mejores atardeceres de Valencia. Organizan bodas, comuniones, reuniones familiares, eventos de empresa…

Cómete el verano con platos ligeros, frescos y deliciosos

Con las altas temperaturas apetecen platos fresquitos y ligeros. Eso sí, no vale todo; no vale cualquier gazpacho, salmorejo, ensalada, escabeche o tartar. Si te quedas en Madrid, cómete el verano con opciones healthy y deliciosas. No te pierdas esta selección que incluye 10 restaurantes de Madrid donde proponen las mejores recetas estivales. Como decía La Carrà pero con otras palabras: “para comer bien, no hay que ir al sur”.

 

Tartares, ceviches y sushi

Bar Tomate (Calle de Fernando El Santo 26 – Almagro): uno de los platos estrella de este bar, ubicado en el barrio madrileño de Chamberí, es el tartar de atún con guacamole. En su carta basada en cocina mediterránea de mercado encontrarás opciones frescas y riquísimas como el mencionado tartar: de atún recubierto por semillas de sésamo y una base de guacamole.  ¡Toma ya!

 

Madame Sushita (Paseo de la Habana 15 – El Viso): ofrecen cocina japo-fusión en un local decorado a modo de librería antigua. Dispone de una terraza cubierta que permanece abierta todo el año. Sus platos estrella son por ejemplo, el trío de ceviches (atún, lubina y pez limón), el tataki de atún, el tiradito de pez limón con maracuyá o cualquiera de los maki roll, sashimis o nigiris. Y de postre: helado de té verde matcha con stracciatella de chocolate.

 

Contra el calor, comida healthy

Honest Greens (Paseo de la Castellana 89 – Cuatro Caminos): inspirado en el estilo de vida healthy de Los Ángeles y Sydney, este restaurante tiene como objetivo facilitar el llevar una vida sana a un precio razonable. Este fin lo logran ofreciendo comida de temporada, fresca, no procesada, sin aditivos, conservantes ni azúcares añadidos. Tú mismo haces la combinación que quieras con las opciones de la carta. Te proponemos una mezcla ligera y fresca: una ensalada “avocado supergreen” (rúcula y espinacas orgánicas, canónigos, aguacate, portobellos orgánicos salteados, remolacha…) con pollo de granja. ¿Qué te parece?

 

Raw Coco (Calle del General Díaz Porlier 21 – Goya): este green bar – un café, bar y restaurante basado en el concepto de cocina healthy – comenzó sus andaduras en Gijón con su primer establecimiento, hasta que al cabo de un tiempo decidieron abrir en la capital, en pleno barrio de Salamanca. Aquí disfrutarás de opciones saludables, siempre apostando por ingredientes frescos y ecológicos, en un entorno cuidado y agradable, ideal para evadirte de la rutina si tienes mono de vacaciones. Zumos, smoothies, leche de almendras, avena o soja, los pharmacy shots (o bebidas detox), frapés de todo tipo y una carta de desayunos y comidas como los bowls de cereales o las ensaladas, es lo que encontrarás aquí. Cualquier elección es perfecta para combatir el calor, un buen chute de energía sano, refrescante y delicioso.

 

Superchulo (Calle de Manuela Malasaña 11 – Malasaña): en verano apetecen sitios como este. Platos healthy y mucho color. El local, la gente, la comida… ¡todo es súper chulo! Abrió sus puertas el pasado año en el corazón de Malasaña y sirven desayunos, comidas, meriendas o cenas. Para que no decaiga el ánimo y tengas un día de lo más molón, recomiendan la “Pizza trufada” con champiñones, portobello, salsa tartufata, mozzarella, y cebolla pochada.

 

Sopas frías: salmorejo, gazpacho y ajoblanco

La Catapa (Calle Menorca 14 – Ibiza): esta pequeña taberna dedicada al universo vinícola y las raciones tradicionales de cocina española, destaca en época estival por uno de sus platos, el salmorejo. Aquí lo sirven acompañado de jamón ibérico o ventresca de atún, uno de sus imprescindibles sin duda alguna. También proponen otras opciones frías perfectas para el verano como la ensaladilla rusa de faisán escabechado.

 

La Tasquita de Enfrente (Calle de la Ballesta 6 – Malasaña): si hay un sitio que destaca por sus sopas frías ese es el restaurante de Juanjo López. El malagueño ajoblanco es uno de los platos estrella de la casa. Tampoco podemos olvidarnos de su ensaladilla rusa con huevas. Las ortiguillas también tienen cabida en su carta de verano. ¡Ñaaaaaaaam!

 

¡Tu! Pasta (Avenida Menéndez Pelayo 27 – Ibiza): cerquita de la Catapa, en el barrio de Ibiza, se encuentra este nuevo risto-shop italiano. Si eres un apasionado de la cocina ítala, no te lo pierdas porque aquí sirven exquisita pasta fresca elaborada por ellos mismos y muchas otras recetas oriundas del país con forma de bota. Ahora para verano recomiendan 100% la burrata con salmorejo y speck (tipo de jamón procedente del Tirol y con regusto a enebro). Demasié.

 

Escabeches

Ponzano (Calle de Ponzano 12 – Almagro):  en verano apetece comer más fresco, por ello suman varias propuestas tanto de carne como de pescado (disponibles los meses de julio y agosto). Paco García y su equipo han convertido esta receta ancestral en un arte y hacen alarde de ello cada año por estas fechas con platos como: la lengua de ternera en escabeche, la presa ibérica de bellota en tataki o la trilogía ibérica de bellota.. A  “escabecharse”, toca.

 

Ensalada de tomate

Al Socaire (Calle Pio Baroja 10 – Niño Jesús): con una carta que incluye una gran variedad de platos de inspiración cántabra, en este restaurante, elijas lo que elijas, comerás estupendamente. Ahora en verano recomiendan la ensaladilla rusa al estilo Marqués, la ensalada templada de bacalao, el salpicón de marisco y pulpo, pero sobre todo la “ensalada de la huerta” con tomate y ventresca de bonito del norte.

 

Si quieres ampliar la lista echa un vistazo a nuestra selección de Los restaurantes healthy de Madrid, donde encontrarás propuestas ligeras, fresquitas y saludables para que el verano te sepa rico y te siente la mar de bien bien.

Haches

En la búsqueda de crear un concepto agradable y distendido, con unos espacios y una carta que aporte versatilidad, Haches propone un espacio único, capaz de atraer a públicos de diferentes edades y propicio para disfrutar de un momento especial en la compañía de amigos, clientes o familia. Entre las especialidades de la casa destacan: el ceviche de corvina, el pulpo a la brasa, el steak tartar y las torrijas. Tampoco te pierdas combinados como el Bloody Mary o los gin tonic.

Brasserie Antoinette

Proponen una carta con lo mejor de la gastronomía francesa. Se definen como una auténtica embajada del art de vivre a la francesa, un viaje lleno de sorpresas, entre clásicos de la cocina gala como: ricas crêpes, postres asombrosos, suculentas ensaladas, exquisitos vinos y champagnes, sabrosos cócteles y mucho más.

Lights of Gracia

Se trata del lounge bar del Hostel Generator de Barcelona. Aúna lo mejor de un restaurante y de un bar: gastronomía y cócteles. El responsable de firmar los platos es el chef Bruno Silveira que nos propone cocina mediterránea, siempre con mucha originalidad y creatividad. En cuanto a los combinados, la carta es de lo más extensa y variada, con cócteles desconocidos por muchos, como el mojito de mandarina. Un lugar perfecto para llenar el estómago, calmar la sed y pasarlo fenomenal en compañía de amigos.

Clos

A finales de diciembre se estrenó nuevo restaurante en Madrid. Se llama Clos y nace del “respeto al producto, la pasión por la hospitalidad y el gusto por el vino”. Su objetivo no es otro que el de hacer disfrutar a todo aquel que lo visite gracias a una propuesta gastronómica basada en la temporalidad del producto y su calidad. Algunos de los platos que proponen son cogollo de Tudela y holandesa de navajas; carabinero, salsa de bacon y emulsión de aguacate; mero a la brasa y zanahorias glaseadas o panal de chocolate y caramelo.