El Observatorio

En la misma calle de su otro restaurante, El Astrónomo, en el corazón del barrio de Patraix. Se presenta como una taberna desenfadada, que propone platos con influencias latinas pero manteniendo la esencia de la “terreta”: Crujiente! con bacalao, pisto casero y espuma de patata, Tataki, arroz meloso de marisco o el gazpacho de melón con brochetas de tomate cherry, pepino, melón..

Arroz para todos los gustos

Seco en paella, de mar y montaña, caldoso, en paella valenciana tradicional, vegetariano, para comer sin ensuciarse o para que te caigan los churretes hasta el codo dando cuenta de las cabezas de los crustáceos. Sea cual sea el arroz que te hace perder el norte, Barcelona está dispuesta a servírtelo (emplatado o directamente de la sartén y con cuchara de madera, tú eliges).

Envalira (Plaça del Sol 13 – Fontana)
Escondido detrás de una puerta de cristales tintados y en una zona no especialmente arrocera, el barrio de Gràcia, podemos encontrar uno de los mejores arroces de Barcelona. En Envalira lo preparan de tres maneras que incluyen pescado y marisco: como paella especial, arroz a la marinera o arroz negro. Pero muchos vamos en busca de su arroz a la milanesa, elaborado con un caldo de los que dejan los labios pegados y una generosa cantidad de queso. Si están de temporada, no dejes de pedir como entrantes unas alcachofas, cortadas en finas chips y fritas con excelencia.

Señorito (Carrer Manso 54 – Sant Antoni)
No es difícil intuir que Ever Cubilla y Olesya Kuznetsova preparan en su restaurante una excelente versión del plato del que ha tomado prestado el nombre. Su arroz del señorito está pensado para aquellos -insensatos, en nuestra opinión- que no quieren mancharse los dedos (aunque eso implique perderte el placer de chupar la cabeza de las gambas). Nadie en su sano juicio debería irse de allí sin probar los molletes: el de pluma ibérica con pimiento, el de calamares con all i oli negro son altamente adictivos. Un salmorejo rematará el conjunto con arte, y si aún queda un hueco, de cabeza a la torrija.

Terraza Martínez (Carretera de Miramar 38 – Paralel)
En Martínez tienen un arroz buenísimo, acompañado de unas vistas todavía mejores (que no se comen, pero alimentan el espíritu). Lo preparan de nueve maneras diferentes -y también hacen una fideuà-, aunque nosotros nos quedamos con el Cañete, con chipirones y un poco de su tinta, el Martínez con conejo, pollo y verduras o el elaborado con delicadísimas espardeñas de Cadaqués, que sabe a verano en la Costa Brava, a tener sal en pelo y a comer con hambre al volver de la playa. Ofrecen una fórmula de menú completísima por 45 euros: incluye un aperitivo con 3 tapas, ensalada verde, arroz a escoger entre 4 opciones, bebida y postre.

L´arrosseria Xàtiva (Carrer Bordeus 35 – Entença)
Imagínate que es domingo por la tarde y de repente sientes un antojo indescriptible de arroz. Pero de arroz de fiesta, con un buen fondo y en su punto justo de cocción. Y claro, desesperas pensando que lo más parecido que vas a encontrar a esas horas es un arroz a la cubana hecho por ti mismo. Pues nada más lejos de la realidad: en l´Arrosseria Xàtiva abren 365 días al año, mediodía y noche. Allí preparan más de 25 versiones de este cereal: en paella con verduras, carnes, marisco o bacalao y calamares, caldoso con rabo de buey o bogavante y hasta uno con costra, para quitarse el sombrero.

Cheriff (Carrer de Ginebra 17 – Barceloneta)
No hacen falta demasiadas excusas para acercarse a pasear por la Barceloneta, el antiguo barrio de pescadores en el que se preparan, históricamente, algunos de los mejores platos y tapas de la ciudad. El Cheriff está sin duda en el top de los arroceros de la zona: el producto fresco con el que trabaja y su larga trayectoria lo avalan. El que lleva el nombre del restaurante es uno de los más solicitados: tiene cigalas, gambas, sepia, almejas y un sofrito con pimiento verde que tiene muchos fans (y algún que otro detractor). Teniendo en cuenta las dimensiones y la popularidad del local, mejor prevenir y reservar previamente.

Restaurant 7 Portes (Passeig d’Isabel II 14 – Barceloneta)
El clásico al que todos los abuelos de Barcelona siguen yendo a celebrar todo aquello que vale la pena (y en el que los nietos disfrutan tanto o más que ellos). Un pedazo de historia viva de la ciudad que lleva casi 200 años sirviendo algunos de sus mejores arroces: uno de los más emblemáticos es la paella inventada por el abogado Juli Parellada, que cada semana pedía el mismo arroz en el Café Suís. Se trata de un arroz mixto con todos los elementos pelados y sin estorbo, para comerlo directamente con el tenedor como señores bien, y casi sin tener que mirar el plato.

 

Platero Utopic Food

En el corazón de Campanar de encuentra este restaurante regentado por el Chef Alejandro Platero. Un nuevo concepto basado en cocina a la parrilla y ahumada, donde la protagonista indiscutible es la carne, sobre todo las hamburguesas (mención especial para la “utopic” y la “pinche wey”). Tampoco te pierdas: el poke bowl, los nachos con queso, pulled pork y jalapeños, las costillas de cerdo asadas al carbón o los chips de boniato.

Dónde comer el mejor curry en Madrid

La fusión de culturas, sabores y la mezcla de gastronomías de todos los rincones del mundo sigue estando de moda. Desde ceviches, sushi, baos, ramen, tacos y, cómo no, curry. Este último es un plato común en la cocina india y tailandesa, pero probablemente fue Londres el país que lo introdujo en Europa. La invasión de los platos de curry en nuestra gastronomía lleva años conquistándonos, y hemos considerado conveniente dejaros una selección con las mejores propuestas de esta mezcla explosiva de especias, algunas más picantes que otras. En Madrid muchos son los restaurantes que proponen recetas deliciosas y sorprendentes de curry. Si eres adicto a este exótico manjar, toma nota de los mejores platos de curry en la capital: de pollo, de ají de gallina, con lentejas, arroz, cazón, callos…

 

El Flaco (Calle Javier Ferrero 8 – Ciudad Jardín): el chef Andy Boman, “El Flaco”, nos sorprende cada día más con su cocina thai. Si hablamos de curry, no te pierdas platos como el rissotto de curry verde o el black bao de langostino, curry rojo y avellana. Sin embargo, si hay uno que destaca ese es su plato estrella: el Curry verde de Mar con rodaballo, langostino, chipirón y albahaca Thai,

 

Bache Restaurante (Calle Rodriguez San Pedro 2 – Arapiles): el reconocido chef Ále Alcántara es el responsable de la cocina de Bache, donde mezcla su herencia gastronómica gaditana con las técnicas de alta cocina aprendidas de los mejores (Berasategui, Eneko Atxa, Arola, Atala) y las influencias de sus viajes por todo el mundo. Uno de los platos que une perfectamente la tradición gastronómica gaditana con el exotismo de los viajes del cocinero es el curry thai de raya con leche de coco, uno de los más valorados de la carta.

 

Tripea (Calle Vallehermoso 36 – Arapiles): se encuentra en el puesto 44 del Mercado de Vallheromoso y propone deliciosas recetas de cocina fusión en versión street food. El chef Roberto Martínez es el responsable de una carta moderna y original que no te dejará indiferente, como el curry ají de gallina: una receta de carne jugosa, deshilachada proveniente de un guiso y con un toque intenso por el curry.

 

Kitchen 154 (Calle Vallehermoso 36 – Arapiles): también en el Mercado de Vallhermoso se encuentra este restaurante que propone fundamentalmente cocina especiada y picante. Entre sus propuestas destacan las costillas korean bbq, la merluza “black pepper” y el curry thai de gambones con leche de coco, tomates cherry, lemongrass, lima kaffir, verduras salteadas y arroz jazmín.

 

Viridiana (Calle de Juan de Mena 14 – Jerónimos): “comer en Viridiana es como subirse a una montaña rusa y no poder parar”, esto lo dijo la periodista Patricia Wells del Herald Tribune tras comer en el restaurante del chef Abraham García. Una cocina que sabe a la mejor literatura, entrar aquí es entrar en un universo paralelo. Déjate llevar a ese universo paralelo con su plato de lentejas estofadas al curry, con centolla antártica y sobrasada balear.

 

Bacira (Calle del Castillo 16 – Trafalgar): abrió sus puertas hace ya algunos años pero sigue estando de moda. Su cocina fusión, moderna e informal ha conquistado a todo tipo de paladares y ya cuentan con clásicos como las albóndigas de rabo de toro, aunque su carta cambia con cada estación. Un plato que siempre triunfa son los callos con ají panca y curry.

 

La Raquetista (Calle del Doctor Castelo 19 – Ibiza): pequeño restaurante-taberna con cocina de producto española e internacional con toques de creatividad. Aquí puedes venir a disfrutar del lado más canalla y tabernero del local, en su barra, o en un plan más íntimo, en el comedor. No te pierdas el rabo de vaca al curry Massaman: un plato típico de la cocina tailandesa con curry thai hecho con rabo de vaca nacional.

 

Cachivache (Calle Serrano 221 – Hispanoamérica): la gastronomía española aderezada con opciones fuera de carta que, con el toque del Chef Javier Aparicio, hacen de Cachivache Taberna una gran opción para disfrutar de una experiencia gastronómica divertida y diferente. Aquí también proponen una receta de curry massaman para chuparse los dedos, en este caso con carrilleras.

 

Sasha Boom (Calle Raimundo Fernández Villaverde 26 – Rí­os Rosas): mantiene la estela de cocina fusión de su otro restaurante, Pink Monkey, pero apostando por una cocina que mezcla sabores e incorporando productos de países de Oriente Medio y el Mediterráneo, como Líbano o Grecia. Si hablamos de curry, no podemos obviar dos platos de su carta: el dumpling de carabinero con curry rojo y las carrilleras con curry verde thai, acompañadas con arroz jazmín y cocinadas durante seis horas.

 

Bangalore (Calle Diego de León 63 – Lista): un restaurante de cocina india no podía faltar en esta selección de las mejores recetas de curry. Entre varias opciones con curry sobresale un plato, hasta ahora el más solicitado, , hablamos del salmón korma: un suave curry de salmón cocinado con crema, almendra, coco , yogurt y especias.

Macabeo

Este acogedor restaurante, propone una oferta healthy, fresca y saludable, en pleno centro de Valencia. Todas las opciones son 100% artesanas y muchas de ellas para compartir: desde sándwiches, bocadillos, raciones como las patatas bravas o el pulpo troceado sobre patata al all i oli, tostas, ensaladas… ¡tampoco te pierdas sus tartas! La carta de desayunos no tiene desperdicio.