Las mejores croquetas de Madrid!

Dicen que la insigne croqueta, tan asentada en la cultura patria, tiene su origen en Francia. Y aunque es uno de los orgullos gastronómicos españoles, tiene buen asentamiento en Holanda (kroket), en Alemania y Bélgica (con base de patata) o incluso en Japón, donde sus korokke, emparentado con las hispanas croquetas, llevan más de un siglo pegando fuerte.

Hoy queremos hablar de las croquetas madrileñas, uno de los entrantes imprescindibles en cualquier reunión de amigos, familiares o taperío circunstancial. Hemos querido reunir a los bares y restaurantes con mejores croquetas… ¿están las tuyas en la lista?

 

Casa Julio (Madera 37, 915 22 72 74): de jamón, de queso gorgonzola y espinacas, de puerros con setas, de queso azúl… Un montón de variedades estupendas en un bar que se llena hasta la bandera y que es bastante pequeño. Ambiente de tasca malasañera de toda la vida que, sin duda, merece la pena visitar. Pero mejor entre semana.

 


Bar Casa Paco (Altamirano 38,915 43 28 21): su expositor, plagado de tortillas y croquetas de ibéricos, queso, pollo, etc… hacen las delicias de sus parroquianos y visitantes, que son  muchos, atraídos por la merecida fama tortillo-croquetil de este clásico local de Argüelles. Un must, queridos.

 


Jurucha (Ayala 19, 915 75 00 98): productos frescos, buena materia prima, nada de congelados y respeto a la temporada. Son las claves de que los pinchos de este local con solera se llene y tenga tantos parroquianos. Son muy conocidos sus huevos con langostinos y los tacos de bonito, pero también las croquetas, de jamón o huevo, van que vuelan.

 


Casa Manolo (Jovellanos 7, 915 21 45 16): sus croquetas de jamón, especialidad de la casa, así como sus churros de desayuno atraen cada día a diputados, políticos y funcionarios del cercano Congreso de los Diputados. Tampoco es raro ver a actores, al tener tan cerca el Teatro de la Zarzuela. Una casa de comidas de siempre, con muchísima personalidad y sesenta años a sus espaldas.

 


La Gastro de Chema (Barco 7, 913 64 22 63): este establecimiento de vocación croquetera ha cautivado corazones gracias a su compromiso con nuestra querida fritura. Chema Soler, el joven cocinero valenciano artífice del proyecto, cuenta con propuestas tan sugerentes como las de sobrasada y chocolate, pizza de tomate y anchoa, pato con foie u otras más tradicionales e igualmente apetecibles.

 


Casa Labra (Tetuán 12, 915 31 00 81): este emblemático local, abarrotado de extranjeros, madrileños y devoradores varios, es famoso por sus pavías de bacalao y por sus exquisitas croquetas del mismo pescado. Y la verdad es que están buenísimas. Tienen un restaurante con carta y ambiente un poco más actuales que el bar, que tiene el mismo ambiente que cuando iba Pablo Iglesias.

 


 


Restaurante Viavélez (Restaurante Viavélez): Paco Ron busca la sabrosura, como él mismo la llama, en cada uno de sus platos con una cocina sencilla, que busca explotar al máximo los sabores de cada ingrediente. Por eso están tan buenas sus croquetas de gambas al ajillo y de jamón, con un exterior crujiente y un interior muy cremoso.

 


El Quinto Vino (Hernani 48, 915 53 66 00): el simpático (y sevillano) Luis Roldán regenta desde 1995 una taberna muy conocida donde su amiga Esperanza hace unas exquisitas croquetas a las que ha dado su nombre y que son muy conocidas. Ella las hace en casa y vende diariamente unas doscientas unidades de tan exquisito manjar. Tampoco deberías renunciar al resto de sabrosos platos ni al ambiente de camaradería que reina.

 


Santerra (General Pardiñas 56, 91 401 35 80):  croquetas difícilmente mejorables: crujientes por fuera, cremosísimas por dentro y con un intenso sabor a jamón, la hicieron merecedora del galardón “Mejor croqueta de jamón ibérico del mundo 2018″. Pero.. no sólo están riquísimas sus croquetas..no dejes de probar los torreznos , el rabo de toro o los callos.

 

 

Excelentes croquetas se ocultan en otros sitios de Madrid. Echa un ojo a nuestro listado de restaurantes de Madrid y de bares y cervecerías de Madrid y encuentra la croqueta perfecta.