Endulza el Día de Todos los Santos

En Valencia por estas fechas la tradición repostera manda. Las pastelerías de la ciudad elaboran dulces típicos para el Día de Todos los Santos: panellets, huesos de santo, buñuelos de viento… así como sus especialidades, las que ofrecen durante todo el año y que son una apuesta segura. Y es que no hay nada mejor que entrar en calor y celebrar cualquier ocasión especial con un buen postre. No os perdáis esta selección con algunas de las mejores pastelerías de Valencia, a la que sumamos una de las más TOP de Alicante, donde encontraréis dulces irresistibles para disfrutar estos días.

 

La Rosa De Jericó (Calle Hernán Cortés 14 – El Pla del Remei): para muchos se trata de una de las mejores pastelerías de Valencia. Sin olvidar la innovación, en Jericó mantienen la tradición – desde que abrieron sus puertas en 1980 – así como las materias primas valencianas en cada una de sus elaboraciones. Para la festividad de Todos los Santos preparan buñuelos de viento, huesos de santo y panellets para todos los gustos y sabores.

 

Pastelería Montplá (Carrer de Pizarro 32 – El Pla del Remei): llevan desde 1973 ofreciendo pan, bollería, pastelería dulce y salada, todo 100% artesanal. La filosofía de trabajo de Pastelería Monplá es “la ilusión y la implicación en la elaboración de todos sus productos”. Triunfan sus dulces en época de Pascua y los pastelitos de Sant Donis, pero también en el resto de festividades.

 

Limón y Merengue (Calle de Sueca 6 – Russafa): “días especiales, merecen dulces únicos”. Lo dejan bien claro. Así que para fechas señaladas, nada mejor que llevarte uno de sus productos, sobre todo las tartas.

 

Forn Velarte (Calle Vicente Puchol 47): ya son 130 los años que lleva este horno tradicional ofreciendo, la que consideran la mejor repostería y los mejores panes de la ciudad, y es que ostenta el distintivo oficial “Horno Tradicional” otorgado por la Confederación de Panaderos de la Comunidad Valenciana. Su filosofía es la de conservar por completo los sabores y aromas de los productos tradicionales. No te pierdas sus calabazas de todos los santos rellenas de chocolate.

 

La Tahona del Abuelo (Carrer dels Àngels 84): comenzó sus andaduras por allá en el año 1886 en el Cabanyal, probablemente el comercio más antiguo del barrio y de los de Valencia. Endulzan la fiesta de Todos los Santos y Halloween con panellets, huesos de santo y buñuelos de viento rellenos de nata, trufa y crema. Hoy cuenta con 3 obradores en la ciudad.

 

Honoo

Definido como un “asador japonés” este local vecino a Tastem – y es que están relacionados – tiene una decoración sobria con mesas amplias separadas, sin mantel, y una oferta gastronómica compuesta por diferentes secciones donde lo importante es la brasa hecha al kamado un horno japonés que le da un regusto especial a todo lo que se cocina en él.

Fierro

Es un restaurante temporal pero también un espacio donde desarrollar actividades relacionadas con el ámbito gastronómico como catas, cursos y talleres, momentos dulces de postrería, presentaciones, etc., y que lleva el nombre del alma mater de Tándem Gastronómico: Germán Carrizo y Carito Lourenço. Tienen una única mesa con 12 plazas y las cenas se van desvelando en su calendario con los menús propuestos para cada día.